La biblioteca fantasma

Augurios en Cataluña

José García Domínguez es uno de los cuatro o cinco periodistas cuyas columnas leo periódicamente. Podríamos inscribirlo dentro de nuestra querida secta de los renegados, ya que militó en el Psuc, transitó por el Psc y finalmente ha recalado en los denostados “liberales”. Conoce el percal, podríamos decir con largueza, y es objeto de ira y odio por parte de la cabaña lanar cuatribarrada. Los viernes participa en las tertulias de La Mañana de Federico Jiménez Losantos, donde muestra su auténtico carácter liberal. Baste decir que es de los pocos que puede contradecir al director del programa sin apenas pestañear. Además de escribir en Libertad Digital –y en el blog Heterodoxias-, publica también artículos en La ilustración liberal. En dos de ellos ahonda en la historia oscura del nacionalismo catalán. El dedicado a la muerte de los hermanos Badia ya lo hemos citado en esta biblioteca. En el año 2006 publicó otro sobre la reedición del libro de Enrique de Angulo, Diez horas de Estat Catalá. Bueno, sobre el libro, y sobre lo que éste narra, que no es otra cosa que la sublevación separatista de Esquerra Republicana, uno de los capítulos más delirantes y más profundamente español –por lo que tuvo de cutre,  ineficaz y sin embargo sangriento- del fermento histórico en el que se gestó la guerra civil.

 

  1. Hasta ahora también escribía una columna, diría que semanal, en ABC, edición catalana, pero por lo que leí ayer parece, malas noticias, que el diario cierra esa edición, con lo que a mucha gente solo le queda la penosa y patética edición de El Mundo en esa comunidad.

    García Domínguez escribe con un aire barroco que ya no se lleva pero que algunos agradecemos especialmente-

    Le dejo un enlace sobre lo de ABC:

    Saludos:

    http://comunicacion.e-noticies.es/el-abc-despide-a-cuatro-periodistas-49598.html

  2. Sexto Empírico

    Además del 1934, Estat Catalá y algunos prohombres de Esquerra Republicana de Cataluña hicieron un segundo intento mediados de noviembre de 1936, en el que tomaron parte activa el entonces Conseller en Cap, Joan Casanovas, por lo que huyó a Francia, y el Comisario de orden público, Revertés. A este último, secretamente, lo mataron en el castillo de Montjuic por orden de la Esquerra. Companys y Tarradellas no participaron en el intento pero hicieron todo lo posible para que permaneciera oculto y, con la ayuda de Indalecio Prieto, les salió bastante bien. Este fue uno de los motivos por los que Prieto, inducido por Companys, se opuso en el Consejo de Ministros al nombramiento de Eduardo Barriobero como Fiscal General de la República, nombramiento que había propuesto García Oliver.

    Debe también recordarse que Dencás, el dirigente de Estat Catalá, también trató de conseguir, en los comienzo de la guerra civil, el auxilio de Mussolini para establecer un estado catalán.

  3. Reinhard, no sabía lo del Abc. Malas noticias.

    ***

    Gracias por la aportación, Sexto. No sabía -o no recordaba, que viene a ser lo mismo- lo del asesinato de Revertés.

    Otros libros en la BF sobre el golpe del 34 en Cataluña.

Los comentarios están cerrados.