La biblioteca fantasma

Orlov y la CNT

por el Rufián Melancólico

En la historia de los servicios de contraespionaje de la República en guerra y antes de la constitución del DEDIDE y del SIM, existieron los llamados Servicios Especiales del Ministerio de la Guerra.

Estos servicios de inteligencia se crean en agosto-septiembre de 1936 por consejo de altos oficiales del Ministerio de la Guerra leales a la República. Orientado a la lucha contra el espionaje y contra-espionaje, es dirigido en su primera etapa por Prudencio Sayagües, un reconocido dirigente de las Juventudes de Izquierda Republicana. Entre sus hombres de confianza están Fernando Arias Parga, universitario de la FUE, José María Jareño y un capellán castrense llamado Pablo Sarroca Tomás.


El cura Sarroca de miliciano, su amante Julia Sanz, Manuel Muñoz,
Director General de Seguridad, que impone la medalla,
y Ricardo Burillo Stholle.

 

Este último es un personaje digno de figurar en una novela de Baroja. Numerosos testigos le presentan presumiendo a todas horas de su amistad con Manuel Azaña y recuerdan que una vez apartado de la disciplina eclesiástica ganó rápidamente fama en los años republicanos de alcohólico y putero. Él era el encargado de efectuar los interrogatorios y obtener, cómo no, las confesiones. Las detenciones y ejecuciones que decidían Sayagües, Arias Parga, Jareño y Sarroca las llevaban a cargo los famosos hermanos Colina Quirós, de filiación comunista.

Luis Colina Quirós. Comunista. El verdugo de los primeros
Servicios Especiales dirigidos por Prudencio Sayagües

 

En noviembre de 1936 Prudencio Sayagües y sus agentes huyen a Valencia.

Será el coronel Rojo desde la jefatura de Estado Mayor para la Defensa quien reorganice este servicio de inteligencia militar. Desde entonces se denominará: Segundo Negociado de la Segunda Sección de Estado Mayor, aunque será llamado y conocido por todos por su viejo nombre, los Servicios Especiales del Ministerio de la Guerra.

En la reunión de constitución en los sótanos del Ministerio de Hacienda de Madrid, Estado Mayor para la Defensa, están presentes, además del coronel Rojo, el comandante Barceló, el comandante Pavón, el coronel Piñeiros, el comandante Rolao, el capitán Lafuente, Manuel Salgado y Manuel González Marín, estos dos últimos, los únicos civiles y destacados cenetistas. El primero de ellos, miembro del Comité de Defensa CNT-FAI de Madrid.


Manuel Salgado Moreiras (primero por la izquierda), jefe de los
Servicios Especiales del Ministerio de la Guerra y miembro del
Comité de Defensa CNT-FAI de Madrid, junto a Manuel Alarcón.
En la foto de la derecha, el cenetista Manuel González Marín.

 

Por acuerdo de los allí presentes los Servicios serán dirigidos por Manuel Salgado Moreiras que rendirá cuenta de sus actuaciones al coronel Vicente Rojo. En las mismas fechas, un día arriba o abajo, Carrillo se hace con el timón de la Consejería de Orden Público.

Puesto a la tarea, Salgado crea dos subnegociados de contraespionaje; El primero lo dirigirá el asturiano Bernardino Alonso, “el ruso”, afiliado de la CNT que ha residido durante el bienio negro en Moscú. Los locales de la sección están localizados en la calle Ventura de la Vega 1 y luego, por motivos de espacio, se trasladan al imponente edificio de Castellana 13 (Sede de la Brigada de contraespionaje de los Servicios Especiales del Ministerio de la Guerra, en la imagen).

A las órdenes de Bernardino Alonso trabajan numerosos agentes de filiación cenetista. Muchos de ellos hombres de plena confianza del Comité de Defensa Confederal como Félix España, Celestino García López (escolta de Eduardo Val), Melchor Baztán, Antonio Prieto (uno de los pistoleros de mayor confianza del Comité de Defensa, ejecutor junto a Felipe Sandoval y Pablo González Cubillo del archivero y bibliotecario Florián Ruiz Egea), Mariano García Cascales (secretario de las Juventudes Libertarias de Madrid y consejero de la Junta de Defensa del general Miaja), Eloy de Miguel, Enrique Rufo, Felipe Sandoval, Miguel Ayala “el chato”, o agentes procedentes de la disuelta checa de Atadell como Ángel Pedrero y el antiguo policía Luis Omaña (futuro comisario de policía en Valencia) De otros no se sabe muy bien de donde proceden, son Horacio de Paz, Jesús “el canario” y “el señorito”.

Mariano García Cascales

 

Por la confesión de Enrique Rufo, detenido y fusilado al igual que casi toda la sección al acabar la guerra, ante la Brigada del Servicio de Información y Policía Militar sabemos que eran él y su cuñado Bernardino los encargados de efectuar los interrogatorios y que este último se distinguía por su crueldad y violencia.

En la calle Fernández de la Hoz 57 se encuentra el otro subnegociado de contraespionaje creado por Salgado. Lo dirige César Ordax Avecilla, pintor, escritor y periodista del diario CNT. En los primeros meses de la guerra ha desempeñado en la columna anarquista Del Rosal la Jefatura de Información.

Desde esta sección se ejecutan las acciones de contraespionaje de mayor trascendencia. El 20 de diciembre de 1936 el espía de origen belga Jaques Borchgrave, que utilizaba el titulo de barón, es detenido a su salida de la embajada belga en la calle Almagro 42. La detención la efectúan los agentes Félix España, Antonio Prieto, Eloy de Miguel y el chófer Manuel Lozano. Trasladado el barón a Fernández de la Hoz 57, Ordax Avecilla comunica su detención a Eduardo Val que decide su traslado inmediato al Comité de Defensa en Serrano 111. Desde aquí, tras un largo interrogatorio, se le conduce a las cercanías del cementerio de Fuencarral, donde es asesinado. Esta decisión la tomaron Eduardo Val , José García Pradas y Manuel Salgado sin informar este último al coronel Vicente Rojo. Descubierto el cadáver sin documentación alguna, también se le han arrancado las iniciales bordadas en la camisa, el juez de Fuencarral que ordena la inhumación del cadáver da cuenta a la Diputación de Madrid, como es preceptivo, y al tiempo comunica para sorpresa de la sección que le ha dado muerte la existencia de una etiqueta en el interior del pantalón donde figura escrito a mano el nombre del asesinado: “Barón de Borchgrave-Sr. Borchgrave.”

Serrano 111. Comité de Defensa Confederal del Centro

 

Iniciadas las investigaciones por la Dirección General de Seguridad se descubre la falsedad de su condición de diplomático y se pone de manifiesto su verdadera profesión de hombre de negocios, aunque se asegura que estos “…no eran de una rectitud ejemplar”. Su condición de espía, aunque no se diga, es más que evidente.
Por su parte el Ministerio de la Guerra en su ignorancia encarga a Manuel Salgado y sus agentes averiguar urgentemente el paradero de los autores del crimen. Salgado calla y oculta la verdad a sus jefes.

El escándalo diplomático que se desata es mayúsculo y tras muchos tiras y aflojas entre el Ministerio de Estado de la Republica, que nunca aceptó responsabilidad alguna en los hechos, y el gobierno belga, se acordó que estos hechos se sometieran al dictamen del Tribunal Internacional de La Haya. Igualmente el gobierno español se comprometía a abonar, y así lo hizo, a la familia de la víctima un millón de francos por razones de equidad y consideración.

Otra de las acciones destacadas de la sección de contraespionaje dirigida por este aprendiz de Orlov que es Ordax Avecilla es la apertura de la falsa Embajada de Siam en un chalé en el numero 12 de la calle Juan Bravo. La operación es diseñada minuciosamente en Serrano 111, sede del Comité de Defensa, por Eduardo Val, Manuel Salgado Moreiras y José García Pradas.

Eduardo Val, secretario del Comité de Defensa Confederal CNT-FAI de Madrid
y José García Pradas, director del diario CNT de Madrid y miembro del
Comité de Defensa Confederal de Madrid

 

Para montar su falsa embajada cuentan con la colaboración de Antonio Verardini Ferreti, cenetista de ocasión, con un título dudoso de ingeniero en su poder y un turbulento pasado de estafador a sus espaldas. Excarcelado el 18 de julio junto a Cipriano Mera permanecerá a su lado desempeñando la jefatura de Estado Mayor de la columna de Mera. Veradini hará de embajador de Siam. Otro de los colaboradores en la artimaña es el guardia de asalto Luis Bonilla del que casi nada sabemos. Este hará el paripé de guardia de la embajada.

Visita del coronel Casado al Estado Mayor de Mera.
Verardini con las manos en los bolsillos.

 

El gancho para engañar a los “desafectos” y “quintacolumnistas” y atraerlos al cobijo de la embajada de Siam es Alfonso López de Letona, conocido calavera de una gran familia madrileña que ha sido secretario y guardaespaldas de Goicoechea y matón ocasional de Falange. López de Letona cuenta con numerosos amigos refugiados en embajadas y otros centros bajo bandera diplomática. Otros muchos al igual que él se hayan escondidos. López de Letona mantiene vieja amistad con Verardini, se han conocido en el tercio y más tarde coincidirán en los patios de la cárcel Modelo. Dos lugares óptimos para forjar estrechos lazos de camaradería. Desesperado por el peligro que corre su vida Letona busca a Veradini y le pide protección. Verardini pone precio y le pide, además de información de algunos de sus amigos, que haga correr entre ellos la buena nueva de la apertura de la Embajada de Siam. Lejos de toda sospecha, López de Letona asegura a sus amigos derechistas escondidos la bondad de acogerse con sus sus familiares y pertenencias, especialmente joyas y dinero, a la protección de la embajada de Siam. Él ya lo ha hecho y ésta es una oportunidad única que no deben dejar pasar. No tardaran en presentarse los primeros incautos que, tras ser recibidos con grandes atenciones, son alojados en habitaciones provistas de micrófonos ocultos. El propio Salgado acude a diario a “la embajada” para oír las grabaciones.

El general Miaja

 

Una indiscreción de Luis Bonilla ante el general Miaja da al traste con la falsa embajada y estropea los planes del Comité de Defensa, pues el general, indignado con la villanía de la estratagema, monta en cólera y exigie y obtiene su cierre inmediato. A los pocos días sus desconcertados huéspedes son conducidos por orden suya a los locales de la Brigada de Investigación Criminal de la calle Victor Hugo. Nunca más se sabrá de ellos.

También parece fuera de toda duda la paternidad de Ordax Avecilla en lo que se llamó “el túnel de Usera”.

Otro engaño muy parecido al de la falsa embajada de Siam. En este caso el gancho era un rumor que López de Letona dejaba caer en los oídos adecuados en Negresco o en Chicote. En Usera, decía, existe un túnel que te lleva a zona nacional. Gracias a él, asegura, son innumerables los patriotas que ya se han pasado. Solo hay una pega, cuesta dinero, y no poco, pero el éxito está garantizado. A los que pican se les pasa el contacto que lo arregla todo, el les dará hora y fecha para la ansiada fuga. Los incautos serán despojados y asesinados en el túnel.

Negresco. Febrero 1937. Bar madrileño famoso por ser
punto de encuentro de la quinta columna.

 

En la sección de Bernardino Alonso las cosas se empiezan a complicar cuando éste y uno de sus hombres, Luis Omaña, son descubiertos por los cenetistas como agentes al servicio de los rusos del Gaylord´s. Las pruebas son concluyentes y sus frecuentes reuniones en el Hotel con el soviético Loti, que hoy sabemos tenía por verdadero nombre el de Lvovich, además de injustificables, suponen un agravio personal para Manuel Salgado que se siente burlado.

Ante esta caótica situación Salgado Moreiras, sustituye a Bernardino Alonso al frente de la sección de contraespionaje por el también cenetista Vicente Santamaría. Este cuenta con casi todos los agentes que servían a las ordenes de Bernardino Alonso e incorpora a otros nuevos. Felipe Sandoval, asciende en el escalafón y es elegido mano derecha de Santamaría.

Felipe Sandoval

 

El primer problema al que se enfrenta Santamaría es la desaparición del archivo de los Servicios Especiales. Bernardino Alonso se lo ha llevado sin pedir permiso y no duda en depositarlo en las agradecidas manos de Alexander Orlov. La orden de detención contra Bernardino, exigida imperiosamente por Salgado que quiere su cabeza a toda costa, y dictada por el general Miaja es esquivada por los servicios soviéticos. Estos esconden a Bernardino en el Palacio Nacional, antiguo Palacio Real, y residencia oficial del Presidente de la Republica Manuel Azaña. Una operación brillante e imaginativa con la firma de Orlov. Desde los aposentos de Palacio, días más tarde, agentes soviéticos trasladan en secreto a Bernardino a una finca de reposo infranqueable que la NKVD dispone en las cercanías de Guadalajara. Los archivos se quedan en el Gaylord´s.

Meses después, en la primavera de 1937, Bernardino “el ruso” vuelve a dar la cara en las calles de Valencia. Camina libre de todo cargo y muy bien protegido. A su lado y hasta que acabe la guerra están sus nuevos camaradas: Luis Omaña, Justiniano García, Juan Cobo, Eusebio Rodríguez Salas y Loreto Apellániz.

Como cuentan en sus declaraciones ante la policía franquista los agentes de Servicios Especiales detenidos en 1939 fue el coronel Rojo, indignado ante el desastre de la gestión de Salgado, quien en marzo de 1937 lo echó a patadas de la Jefatura de estos Servicios. La bronca fue de tal calibre que tuvo que intervenir Miaja para evitar males mayores. Los Servicios Especiales del Ministerio de la Guerra fueron disueltos. Había llegado la hora de Galarza y del DEDIDE.

  1. Impresionante, Rufián. Muchas gracias.

    ***

    García Oliver le dedica unas líneas a la muerte del barón belga.

    Llegó Alvarez del Vayo, socialista sui generis, de quien nadie ignoraba sus contactos con los comunistas. Pensé si su venida estaría en relación con el Comisariado, del que era jefe, a causa de haber dado la orden a los directores de las Escuelas de Guerra de no admitir comisario incorporado a la dirección, alegando que toda entrada debía ser autorizada por el ministro ponente, que era yo, según acuerdo del Consejo superior de Guerra. No era tal el motivo de su visita. El motivo era más serio y profundo, si bien él iba a procurar, con arte de diplomático, reducirlo a la mínima expresión. El gobierno de Bélgica había remitido una reclamación por la muerte de un ciudadano belga. Belga y barón. Hechas las oportunas indagaciones, se trataba, al parecer, de un enrolado en las brigadas internacionales con nombre supuesto. En su brigada se descubrió la falsía de su nombre, confesó pertenecer a la nobleza belga y, además, reconoció haberse enrolado en las brigadas internacionales para cumplir una misión de espionaje. Juzgado en consejo de guerra en su brigada, fue condenado a muerte y fusilado.

    —¿Qué me aconseja usted contestarle al gobierno de Bélgica? ¿Admitir la reclamación y presentarle disculpas, alegando la confusa situación en que vivimos?

    —De ninguna manera. Admitir que la confusión existente puede amparar la comisión de asesinatos de extranjeros, dejaría muy mal parada la reputación del ministro de Justicia, y además seríamos acusados de atentados contra el derecho de gentes. Lo correcto es darle al gobierno belga nuestra versión, correcta y veraz, de lo acontecido a su subdito, a saber: que ese ciudadano, de origen belga, se enroló voluntariamente en las unidades militares conocidas como Brigadas internacionales; que lo hizo con nombre falso y ocultando pertenecer a la nobleza; que confesó ser espía al servicio de los militares facciosos y fue juzgado ante consejo de guerra de su brigada, condenado a muerte y fusilado; que, dispuestos a colaborar con el gobierno de Bélgica al esclarecimiento del asunto y a la valoración de las responsabilidades que del mismo pudieran derivarse, rogamos al gobierno belga tenga a bien contestar si los ciudadanos belgas que se enrolan y prestan servicio activo en unidades militares extranjeras, sin conocimiento ni autorización del gobierno de su país, continúan siendo belgas o han sido despojados de los derechos de nacionalidad. Si autorizó el gobierno de Bélgica, de acuerdo con su Constitución y su ley, a que dicho ciudadano se enrolase, con nombre supuesto, en una unidad militar del gobierno de la República española.

    —Así daremos nuestra respuesta.

  2. Sexto Empírico

    Felicitaciones, Rufián.

    Permítame señalar un dato más. López de Letona trabajaba también (y desde antes que
    con Verardini) para Cazorla.

    Y ahora una pregunta ¿desde cuando Bernardino trabajaba para los rusos?

  3. Rufián melancólico

    Gracias Bremaneur. Lo que dice Oliver es una fantasía delirante. El falso barón nunca tuvo nada que ver con las brigadas.
    Sexto, López de Letona fue detenido por Cazorla, también Verardini, pero a este lo salvó Mera que amenazó con asaltar la Consejería de Orden Público. López de Letona cantó la traviata ante Cazorla, se conserva integra su confesión, y es posible que su colaboración sea a partir de ese momento.
    Al finalizar la guerra López de Letona fue detenido y fusilado. Verardini también fue detenido pero aunque parezca imposible de creer salvó la vida la vida.
    La colaboración de Bernardino con los rusos parece situarse en 1934, tras su llegada a la Unión Soviética.

  4. Sexto Empírico

    Rufían,

    Me parece recordar que existe un artículo de Salgado o de Melchor Rodriguez en que dan cuenta que López de Letona trabajaba para cazorla ante que para los Servicios Especiales.

    De Verardini existe el manuscrito de un libro en el Instituto de Historia Social de Amsterdan. Es una cosa rarísima y que sugiere que su autor no estaba bien de sus cabales o que son pegotes sin hilo alguno.

  5. Rufián melancólico

    El hombre que relevó a Bernardino “el ruso” en la dirección de la Brigada de Contraespionaje, Vicente Santamaría, tuvo grandes consideraciones con Felipe Sandoval. El propio Santamaría, que también fue detenido al acabar la guerra y que al igual que Verardini salvó la vida dejará constancia de este afecto en su confesión. Felipe Sandoval en la suya también le recordará con afecto en su paso por el SIM.

    “…fue donde oí a los agentes que tenía Arellano las formas con que sacaban las declaraciones a bofetadas, conque protesté pues todo esto es cuestión de habilidad como hacía Santamaría quizás el único hombre honrado que ha pasado por el SIM, sobre todo para esa cuestión, pues no dejaba a nadie ese cometido. Era discípulo de Concepción Arenal en el sistema de mas vale poner en libertad a cinco culpables que condenar a un inocente, decía y lo hacía.”

  6. Rufián melancólico

    Sexto, no conozco el texto que me comenta pero sí el extraño libro de Amsterdam. En algún lugar lo debo tener fotocopiado.En un número de agosto del 36 del diario Ahora aparece una entrevista a Verardini a doble página y profusamente ilustrada con fotografías. He buscado la fotocopia que conservaba pero me ha sido imposible hallarla. Un amigo que también se interesó por su derrota me comentó que oyó hablar de él a O. Alberola, que lo conoció en Francia y que contaba que Verardini en su condición de ingeniero diseñaba “artefactos” para DI. Sus antecedentes de estafador los encontré en los archivos de la Audiencia Territorial de Madrid. Eran “asuntos” relacionados con un comercio de abrigos de pieles en la calle Narvaez.

  7. Rufián melancólico

    Bremaneur. Mucho me temo que es el mismo Bernardino. Un buen hallazgo.

  8. Rufián melancólico

    Comentaba el otro día Sexto el hecho de que sea muchas veces el azar el que nos desvele documentos decisivos en el paciente rastreo por archivos y registros. El carné confederal y el del Ateneo Libertario de Cuatro Caminos de Cipriano Mera los encontré gracias a una casualidad. Yo seguía la pista en los archivos de la Audiencia Territorial de Madrid de los hombres de Sandoval detenidos tras el asalto al conde de Riudoms. Aunque encontré sus sumarios y sus declaraciones proseguí husmeando por pura curiosidad otros sumarios contenidos en otra caja. Uno de ellos resultó ser el de Petra Parra, en realidad decía “Petra Para y otros” en su cubierta. Contenía un tesoro. El archivo que guardaba Cipriano Mera en su casa de Tetuán y la explicación de como había llegado a manos del juez. El mismo día de la detención de Ignacio Casado, Petra Parra y Antonio Morales en la casa de la calle España Mera y otros compañeros sacaron en un baúl todos los papeles, folletos, periódicos… de casa de Mera, lo subieron a un carro tirado por una mula y en las afueras del barrio lo enterraron en un descampado. Para su desgracia fueron vistos por un vecino que lo denunció a la Guardia Civil. Una vez desenterrado fue puesto en manos del juez. Entre los documentos estaban los diagramas perfectamente dibujados por un delineante de la estructura completa de los Grupos de Defensa Confederal de Madrid. No hay nombres, sólo iniciales alfabéticas que no permiten clarificar a los responsables de cada grupo, aunque sí sus efectivos, y sobre todo el verdadero papel de Mera como jefe de éstos grupos.
    Entre estos papeles estaban los carnés de Mera y otros documentos que algún día y para solaz de sus ojos verán la luz en esta Biblioteca.

  9. Rufián melancólico

    SANTAMARÍA, VICENTE

    Tras la caída de Broto y antes de Iñigo ocupó provisionalmente la secretaría de CNT y facultó a Luque para dialogar con los realistas. Formó parte del comité Marco, en representación de la Regional del Centro, en calidad de secretario político de la CNT (junio 1946) y fue designado por ANFD (agosto 1946) como enlace con los monárquicos (asistió al congreso UGT de Toulouse, contactó con muchos exiliados y también con el ministro francés Bidault) con los que se reunió en Lisboa y firmó el 6-11-1946 un documento que legitimaba la restauración monárquica, lo que llevó a Marco a desautorizarle y finalmente dimitió. En marzo de 1947 detenido en Madrid, ya alejado de CNT (aunque hay quien lo considera ligado al comité Ejarque).

    Esbozo de una Enciclopedia del anarquismo español.
    Manuel Iñiguez
    Fundación Anselmo Lorenzo
    Madrid 2001

  10. Por lo que veo en las hemerotecas, Bernardino era todo un elemento. Una vida de cárcel: asesinatos y terrorismo, al menos hasta el 34.

    Orlov y la CNT… ¿hablaremos aquí de los sucesos de mayo?

  11. Rufián melancólico

    Sería el lugar apropiado. El Astrónomo también había dejado un comentario en la anterior entrada sobre el acta de la reunión de diferentes comités de CNT en Madrid el 8 de noviembre del 36.

  12. Rufián melancólico

    De José García Pradas se encuentra en el IISH de Amsterdam un libro inédito de gran interés: El fin de la vergüenza. Es su respuesta feroz al libro de Eduardo de Guzmán “El fin de la Esperanza” y aunque sea un ajuste de cuentas cargado de reproches y golpes bajos contiene información de gran interés. El editor G.del Toro, que lo iba a haber publicado, no se atrevió finalmente para no enemistarse para siempre con E. de Guzmán.
    El origen del enfrentamiento y del rencor, tiene que ver con la salida de España de Val, Pradas y Salgado en el buque inglés Galatea, el mismo en el que viajaba Casado.

  13. CAPITÁN ARAÑA

    El Rufián ha hablado de esos enfrentamientos y rencores entre Guzmán y García Pradas. Me llama la atención, por una de esas casualidades, la aparición del capitán Araña en medios anarquistas. Así tildó Eduardo de Guzmán a García Pradas en algún momento, y así se lo tira en cara como uno de los orígentes de su rencor hacia él; asimismo, aparece la expresión en las memorias de García Oliver, al hablar de Los Amigos de Durruti y su participación en los sucesos de mayo.

  14. Rufián melancólico

    Este asunto de la salida por Gandía en el buque inglés Galatea de Val, Pradas, Salgado, y González Marín fue muy doloroso para todos aquellos cenetistas que se sintieron engañados primero, y luego condenados en la ratonera del puerto de Alicante. Eran momentos de pánico, de sálvese quien pueda, y así se actuó. No hubo ni dignidad ni solidaridad alguna. Con todo lo que hoy se sabe, y no solo de fuentes cenetistas, creo que se puede afirmar que los jefes, Val, Salgado, Pradas dieron su verdadera medida y engañaron como a chinos a los compañeros que mandaron al puerto de Alicante. Ellos sabían perfectamente que tenían un barco en Gandía, o mejor dicho, sabían que lo tenía Casado. Había que permanecer pegado a él como única garantía de salida, y eso es lo que hicieron. A los demás, incluido Guzmán, se los quitaron de encima.

  15. Rufián melancólico

    Bremaneur ¿oyó hablar alguna vez de la columna fantasma?
    La componían anarquistas y guardias civiles y la mandaba el capitán Uribarri.

  16. Sexto Empírico

    Como consecuencia de la detención de Verardini y una nota que Cazorla publicó en el diario “Informaciones”, Manuel Salgado publicó una carta abierta, dirigida a los directores de todos los periódicos antifascistas de Madrid y titulada “El jefe de los servicios especiales del Ministerio de la Guerra contesta a una nota insidiosa de Cazorla”. En dicha carta, Salgado escribe:

    “En primer lugar se alude a Alfonso López de Letona, al que califica de pistolero de Renovación Española, y del que se dice gozaba de toda mi confianza. A esto debo contestar que, conociendo las ideas derechistas de Alfonso López de Letona, éste no ha tenido en ningún momento mi confianza; lo que no es obstaculo para que lo haya utilizado en los servicios de contraespionaje, servicio para cuyo éxito era una garantía precisamente la filiación derechista del individuo en cuestión, cosa esta que no escapará a la perspicacia de losintegrantes de la Consejería de Orden Público. En última instancia, también, en la actualidad, el consejero de Orden Público emplea a López de Letona como confidente enla cárcel de San Antón, como de la propia manifestación del detenido se deduce. Y cuando así lo hace queremos suponer que tendrá sus motivos.”

  17. Husmeador

    Excelente entrada Rufian. Algunos de los nombres que se citan, como Luis Omaña por ejemplo acabaron siendo comisarios en Valencia. ¿Les suena a ustedes otro comisario llamado Argimiro Sanz?
    Saludos y muchas gracias.

  18. Astrónomo

    Rufián, ¿se refiere a una columna en que figuraban anarquistas italianos y que al parecer desapareció íntegramente en algún frente?

  19. talco

    Cómo escribe usted. La mezcla de la austeridad de la escritura y lo que cuenta, me queda el estómago encogido.

  20. Rufián melancólico

    Husmeador, si no recuerdo mal Martínez Amutio, puede que sea otro, habla de Argimiro Sanz y lo presenta como comisario de policía en Murcia. Lo revisaré.
    Recuerdo que tuvo serios enfrentamientos con la CNT y que muy posiblemente trabajaba a las ordenes de Apellaniz.

  21. Rufián melancólico

    Astrónomo,la columna fantasma la crea Uribarri en Valencia con guardias civiles y milicianos CNT para incorporarla a las fuerzas de Bayo en la toma de Formentera, Ibiza y Mallorca. Una vez en Ibiza Uribarri no se puso de acuerdo con la estrategia de toma de Mallorca que pretendía Bayo. Se enfrentaron agriamente y tras la bronca Uribarri reembarcó a sus milicianos y se volvió a Valencia.
    Una vez en la península la columna partió al frente de Cáceres a detener a los regulares y legionarios de Yagüe.
    Lo que no se es porque tenía ese magnífico nombre de columna Fantasma.

  22. Sexto Empírico

    Kotov y la CNT

    La penetración de la NKVD en las filas de la CNT fue mayor de lo que se cree y no se circunscribió sólo a las acciones de Orlov. En Barcelona, Eitingon (Kotov, Pedro, Tom), de un modo mucho más discreto que Orlov pero sin duda mucho más eficaz, también tuvo infiltrados. En algunas ocasiones se dice que la agrupación “Los Amigos de Durruti” estaban siendo utilizados por los servicios soviéticos, pero las pruebas no son del todo concluyentes. Pero existe un caso particular en el que Eitingon fue totalmente exitoso. Es el del abogado Carlos Vilarrodona. El propio Vilarrodona a principios de 1938 se encargar de comunicar la actuación de Cotof, como él lo llama, a l Comité Nacional de la CNT y a Mariano R. Vázquez, secretario del CN. Con una ingenuidad digna de lástima, Vilarrodona narra brevemente su historia.

    Carlos Vilarrodona era uno de los abogados que antes de la guerra usaba la CNT para defender a sus afiliados. Los dos primeros días de julio combatió en las calles y cuando se formaron las primeras columnas se fue al frente de Aragón y llegó hasta Bujaraloz. Estando allí fue reclamado por Battle y Devesa para que junto con Samblancat, Fernández Ros y otros abogados se hiciera cargo del Palacio de Justicia de Barcelona. Al crearse la “Oficina Jurídica” por decreto de Quero Molares, Conseller de Justicia de la Generalitat, Vilarrodona permaneció en dicha Oficina durante ocho días y seguidamente se le encomendó la dirección de un sanatorio psiquiátrico. Cesó en este puesto como consecuencia de sus diferencias con el Comité de Control y volvió a trabajar como abogado de la CNT. A mediados de 1937, Cotof utilizando a tres miembros de la CNT se le aproxima y le encarga una serie de misiones en París. La CNT accede a que Vilarrodona se traslade a París y que trabaje para el ruso, como lo llama Vilarrodona. Mediante carta le va dando cuenta de sus acciones a Cotof y éste a su vez le trasmite sus felicitaciones por el éxito de las mismas. No será hasta máas adelante que Vilarrodona conozca el nombre de Cotof (pero nunca que era de la NKVD). En un momento dado, Cotof deja de escribirle y Vilarrodona se encuentra en la tesitura de que las acciones encomendadas no pueden proseguir y además está sin dinero. En ese momento se escribe al Comité Nacional y explica el asunto, sugiriendo que tal vez la falta de comunicación de Cotof se deba a que han muerto las tres personas que se lo habían presentado.

    No sabemos cuáles fueron las encomendaciones exactas que Cotof le asignó, pero desde luego, Vilarrodona fue totalmente candido al respecto.

  23. Rufián melancólico

    Sexto, excelente historia la de Vilarodona y sí, que ingenuidad más incomprensible la suya.
    ¿Se conoce que tipo de servicios prestaba a Kotov ?

  24. Sexto Empírico

    No, no se conocen. Pero sabiendo quien era Vilarrodona, imagino que eran cosas sin importancia. Su valor estaba más en la posibilidad de obtener información del CN de la CNT a través de él e información sobre las acciones en Paris.

    Lo cierto es que Eitingon, comparado con Orlov, era mucho más “profesional”. Prácticamente nadie sabía de su existencia y lo que pueden considerarse éxitos, se le deben a él: Caridad y Ramón Mercader, Patria,
    asesinato de Berneri… y apenas nadie lo ha mencionado.

  25. Astrónomo

    Hubo quien supo agradecer la eficacia de Eitingon. Cuenta el hermano de Ramón Mercader que, tras el asesinato de Trotski, Eitingon recibió de Stalin la promesa de que nadie le tocaría ni un pelo. En efecto, vivió tranquilo hasta los 82 años, muriendo en 1981.

  26. Rufián melancólico

    El agente cenetista Felipe Sandoval fue incorporado,tras disolverse los Servicios Especiales, a la Sección de Estadística (secreta) del Comité Nacional de CNT, su servicio de inteligencia particular. Una de las misiones que le tocó en suerte fue viajar a Valencia y obtener información del entramado policiaco-comunista que operaba en la ciudad.
    El texto es largo, pero merece la pena. Nos da la ruta valenciana de algunos implicados de primer nivel en los hechos de mayo, una ampliación precisa de sus hoja de servicios.

    “En Valencia se dio un caso que salió de la Brigada de ferrocarriles y de bastante interés por los elementos que intervinieron. Se trataba de una vasta red de organización fascista, como agentes principales se daba a un sargento de Asalto y que alrededor de este giraba toda la organización. Se llegó a introducir en dicha organización a un agente de esa brigada llamado Guillén, en combinación con la Dirección General de Seguridad, entonces Carlos de Juan y en Valencia Luis Omaña y el entonces jefe de la demarcación de Levante del SIM, un tal Sierra, procedente de Marina.Secretario suyo era Francés, y el que sin ostentar ninguna representación era el amo, un ogro, Apellaniz.
    Éste, en combinación con el jefe de la criminal en Valencia, Méndez, y su ayudante, un tal Grimau, de filiación comunista empezaron las detenciones y las atrocidades. Carlos de Juan dio orden de que no se procediera sin su aquiescencia, pero no le hicieron caso y empezaron las detenciones, y empezaron cometiendo asesinatos en la Brigada Criminal, entre ellos uno de los encartados, o dos, un denominado comandante Molina y su ayudante capitán, que no recuerdo. En total hicieron unas ocho detenciones, pero se conoce que el denominado Molina no les convenía que hablara, no se los motivos. El caso es que le ahorcaron dentro de los sótanos y al ayudante le dejaron inútil por completo, y a un tercero lo llevaron a la cárcel y dicen que se tiró por el último piso de una galería. Pero nosotros no creímos tal cosa y fuimos a Barcelona para plantearle el caso a Carlos de Juan y haciéndose eco la misma Organización (CNT) se fueron a ver al entonces Subsecretario Zugazagoitia, pero sin resultado positivo. Conseguí que Carlos de Juan nos comunicara el resultado de la autopsia, pero aún se está esperando. Pero tengo entendido que se siguió el mismo sistema en el trato, pues a pesar de la denuncia presentada por nosotros, no sólo se llegó a no hacer caso sino que se les ascendió, trasladándoles a Barcelona y les hicieron jefes de todas las Brigadas Criminales de España.

    …En Valencia deben quedar restos de aquella Brigada, como de la que regentaba otro fenómeno harto conocido en los medios policíacos,un tal Rodríguez Salas, manco del brazo izquierdo, individuo de cuidado. Este tenía en Valencia dos chekas, una en la calle de las Barcas, enfrente de la Comandancia de Carabineros y otra en la de Nicolás Salmerón, creo que en el 9, no estoy seguro. Este era jefe de una brigada especial, pero nuca supe su especialidad como tal. Era el terror de Valencia y dentro de los mismos medios policiales, pues los poderes concedidos a este individuo debieron ser sin tasa. Traté varias veces de introducirme en sus medios y fue materialmente imposible, pero sus actividades eran funestas para todos los medios, sobre todo fascistas. Individuo que caía en sus garras era hombre muerto, o salía lisiado de sus manos. Era algo que no se puede comparar sino con el fatídico Apellaniz, del SIM y lo peor del caso es que todas las autoridades sabían el sistema que este empleaba y en particular Luis Omaña, Comisario General de Valencia. Sería caso de preguntar a Omaña como existía esta comunión de criterios y de preguntar al mismo donde ha echado el maletín de Alhajas que tenía en el puerto y que cuando se originó la desbandada desapareció. Tratará de negar, pero quizás Samper y su secretario particular sepan algo, y el mismo Rufo, que estaban juntos en el puerto. Eran Luis Omaña, su hermano el Rufo, Samper y el otro su secretario particular, que estuvieron en el mismo barracón los días que estuvimos en el puerto.”

    Confesión de Felipe Sandoval
    AHN- CG-1530-1

  27. Astrónomo

    Sandoval, ya hecho polvo por las sevicias de los agentes del SIPM franquista, recuerda también en su declaración, y lo lamenta, que se le encargó el ingrato trabajo de arreglar cuentas con cenetistas, sus correligionarios. ¿Cuáles eran Rufián, sus palabras exactas?

  28. Rufián melancólico

    Astrónomo, el Sandoval que regresa Madrid parece estar cansado del terror, o espantado.
    En realidad no regresa, huye.

    “…Habían puesto al frente a un hombre que por sus procedimientos me repugnaba, un tal Escorza, figura contrahecha, un monstruo física y moralmente, tuve que salir poco menos que escapado, porque había orden de eliminarme por orden suya.
    Me traslado a Madrid donde estoy a las ordenes del Comité de Defensa Confederal, Serrano 111. aquí es un trabajo de depuración en los medios confederales, pero esto es muy penoso para mi, que me inhibo en lo posible y lo consigo hasta última hora.”

  29. Astrónomo

    Gracias, Rufián, por su apunte sobre el estado anímico de Sandoval en aquellos momentos.
    Son especialmente impresionantes las condiciones en que declaran quienes saben que sólo les espera la muerte, como Pedrero y otros.

  30. Rufián melancólico

    No podía faltar el maletín de alhajas en la narración de Sandoval. Otro hubiera prescindido de ese detalle, pero él no. Para él es importante, cosas del oficio. Que ojo.

  31. Rufián melancólico

    Astrónomo ¿cual es la última noticia de Grimau en Barcelona? ¿En Vallmajor?

  32. Astrónomo

    Lo tengo registrado en Portal del Ángel, pero no sé si es su último escenario. Déjeme que lo mire.

  33. Astrónomo

    Grimau
    En el “juicio” que le llevó a la muerte se le acusó de dirigir la checa que había en los sótanos de la sede de la Brigada de Investigación Criminal, en la plaza de Berenguer el Grande.
    Por las mismas fechas, 1ª mitad de 1938, actúa también en la checa de Puerta del Ángel.
    (El sótano del Hotel Colón es considerado una sucursal de esta última checa. Por otra parte, recordemos que de Puerta del Ángel se trasladó a gente del grupo DAS a la checa de Vallmajor.)

  34. Rufián melancólico

    He visto que hay información abundante sobre Grimau en Barcelona en un articulo firmado por Eduardo Palomar Baró. Esta en http://www.generalisimofranco.com
    Sobre su actuación en la checa de la Plaza Berenguer se aportan numerosas declaraciones de testigos al finalizar la guerra. Es una recopilación antigua hecha con materiales de Causa General por aquel periodista siniestro que se llamaba Emilio Romero. Se habla también en detalle del asunto de León Narvicz y la versión coincide exactamente con lo que aquí ya se ha contado.

  35. Astrónomo

    Rufián, tengo la impresión de que buena parte de la información sobre Grimau a que se refiere procede del propio sumario de 1963.

  36. Como dice alguien muy perspicaz, esta biblioteca es un laboratorio en cuyas probetas se experimenta con la historia y la literatura. A veces no somos sino los pregoneros de una realidad que mixtifica vida y sueño. ¿Cómo, si no, entender la insignia de la columna fantasma que ha aportado el Astrónomo?

  37. Rufián melancólico

    Bien visto Astrónomo. De hecho, recuerdo ahora, la familia siempre dijo que en Causa General no había una línea sobre él. Cosa que tras leer a Sandoval resulta no ser cierta. Además existe otra referencia suya en causa General que nadie cita y es su paso por la Brigada del comunista Javier Méndez Carballo en Madrid en el verano-otoño de 1936. Sus locales estaban situados encima del Café Zahara de la Gran Vía. Ellos los que intentaron detener y matar al comisario Antonio Lino tras la caída de Atadell.
    El Méndez que cita Sandoval como jefe de Grimau y jefe de la Criminal en Valencia es este mismo Javier Mendez Carballo.

  38. Anónimo

    A propósito de alhaja, unos versos canallas y extraños que A. Trapiello atribuye a Luys Santamarina:

    La navaja es una cosa
    que se mete y que se saca,
    ¡una alhaja!
    La navaja es una cosa
    que se saca y que se mete,
    ¡un juguete!

    Pero mira por donde, en una zarzuela (“Las musas latinas”, 1914)figura lo siguiente:

    La navaja es una cosa
    que se saca y que se mete,
    un juguete;
    un juguete es la navaja
    que se mete y que se saca,
    una alhaja.
    Al gachó que me traiciona
    se la clavo por detrás,
    y al que me niega el cariño
    la puntita nada más.
    Al que me niega dos veces
    se la doy en un costao,
    y al que me deja por otra
    se la doy en otro lao.
    ¡Ay, qué rica, qué rica navaja
    la que todo lo puede cortar!
    ¡Ay, que corta, que pincha y que raja!
    ¡Ay, qué bien que la sé manejar!

  39. Rufián melancólico

    SAMUEL LUCAS
    No todos los agentes al servicio de Manuel Salgado eran unos mantas, ni todas las operaciones de los Servicios Especiales resultaron tan catastróficas como la falsa Embajada de Siam.

    “Este pequeño Grupo del Café la Granja del Henar desarrollaba como labor fundamental el paso de gente al otro lado y formaba parte de la trama militar de “los 195″. Para esas acciones contaban además con integrantes infiltrados en dos centros: En la Comisión Topográfica del Ejercito del Centro, de donde obtenían planos sobre todo de la sierra de Guadarrama, lugar por el que se realizaban las expediciones de paso de gente, y también contaba con miembros que actuaban clandestinamente en el cuartel de Transmisiones, lo cual resultaba muy útil para recibir las contraseñas por radio de la otra zona una vez que una de las expediciones había culminado su viaje con éxito. Además se preparaban para estar dispuestos cuando se produjera la entrada de los nacionales y poder contribuir a garantizar el orden.
    Sabemos que con estos de la Granja del Henar se relacionó el famosísimo (en la Ciudad Clandestina) capitán del Estado Mayor de la 14ª División, Samuel Lucas Pérez, sujeto enigmático que se movió en Madrid entre la quinta columna y que, en verdad, aunque estos emboscados nunca lo supieron, era confidente de los anarquistas Servicios Especiales del Ministerio de la Guerra y además de los de este café contribuyó al desmantelamiento de otros grupos de quintacolumnistas. Como muestra de la eficacia de Samuel Lucas, podemos afirmar que con los quintacolumnistas con los que hemos tenido oportunidad de conversar, cuando les mencionábamos nombres como Alberto Castilla, que también era confidente, en este caso del SIM, y al que nos hemos referido en otros momentos, todos coinciden en expresiones de desagrado e incluso desprecio y lo califican todos de traidor, porque al final llegaron a conocer que su condición real era la de agente del contraespionaje republicano y engaño y descubrió a muchos de sus compañeros de entonces. Sin embargo, en el caso de este capitán Lucas todavía hoy ninguno de los que hemos recogido su testimonio es consciente de que en verdad era un confidente y hablan de él como un quintacolumnista más que estaba infiltrado en el Ministerio de la Guerra. Este desconocimiento del verdadero trabajo de contraespionaje de Samuel Lucas nos revela la eficacia de su labor.”

    Madrid en Guerra.- La ciudad clandestina
    Alianza Editorial
    Madrid 1998

    Granja El Henar

  40. Rufián, gracias por estas fotos de la Granja El Henar. En ese café es donde hacía tertulia Valle Inclán y adonde acudía Gonzalo Torrente Ballester, en 1928, con sus amigos gallegos, entre ellos Rafael Dieste.

    Orlov y la CNT… Quizá ha llegado la hora de profundizar en los hechos de mayo.

  41. EL HONORABLE SEÑOR ORLOV

    No podía yo explicarme por qué entre los cooperadores, que Rusia nos mandara a España en 1936 figurasen policías. Estaba justificado enviar aviadores, técnicos industriales, marinos y mili tares, pero policías ¿para qué? ¿Qué utilidad la de éstos en país que desconocían y cuyo idioma ignoraban? Esto último suponía obstáculo mínimo, pues ruso llegado a España se expresaba en castellano al cabo de seis meses. Pero el conocimiento de gentes y costumbres, tan indispensable en los servicios policíacos, les resultaba infinitamente más difícil.

    Luego me expliqué lo inexplicable. Stalin había mandado agentes secretos para exterminar a los trotskystas españoles. De dirigir esta cacería hallábase encargado Orlov. significadísimo jefe de la policía soviética. Él dispuso que fuera detenido en Barcelona, sin conocimiento del Gobierno, Andrés Nin, dirigente del Partido Obrero de Unificación Marxista, a quien, tras terribles martirios, hizo asesinar en los alrededores de Madrid. Apenas el Gobierno supo la desaparición de Nin, el ministro de la Gobernación, Julián Zugazagoitia, dispuso que se investigaran las causas; ya estaba a punto de descubrirse la bochornosa verdad, cuando Negrín ordenó suspender las averiguaciones. Lo supe, no siendo yo ya ministro, por el propio Zugazagoitia. Ahora sé, a través del libro de Jesús Hernández, que Orlov decidió acabar también conmigo.

    “Tiene Prieto -escribe Hernández- pocos motivos para guardarme consideraciones ni en lo personal ni en lo político, pero lo que ignora es que yo mismo, el terrorista que en otros tiempos empuñaba impaciente la culata de la pistola para arrancarle la existencia, cosa que hubiera ejecutado· sin pestañear, considerando que hacía un bien a la revolución, puedo hoy congratularme de haber sido en el verano de 1937 el factor interpuesto para la detención del brazo que iba a asesinarlo.”

    Sintetizo la narración de Hernández. El comunista bilbaino Antonio Zubiaurre, “educado” en la Escuela Leninista de Moscú y hombre de confianza de Orlov en España, comunicó a Mena, secretario particular de Hernández: “Orlov ha resuelto liquidar a Prieto. Está en relación con alguien de la escolta personal del ministro. Se pretende simular un, accidente desgraciado: alguno de sus acompañantes deja por “descuido” en la cajuela del automóvil unas bombas de mano que, por la trepidación del coche, hacen explosión. Se proyecta el atentado para el primer viaje que haga por carretera”.

    Jesús Hernández se puso en campaña para impedirlo comunicando a Gaikins, Embajador de Rusia, y a Codovila comunista argentino delegado del Kremlin, los propósitos de Orlov al que, por lo visto, se hizo desistir. Quienes mediaron para obtener el desistimiento no lo hicieron, seguramente, por simpatía hacia mí, ni por sentimientos humanitarios, sino por darse cuenta de las enormes repercusiones que hubiera tenido mi asesinato.

    Uno de los correligionarios -todos de la Juventud Socialista Madrileña y del Sindicato de Artes Blancas- que formaban mi escolta, juzga inverosímil que el atentado se tramara a base de la traición de uno de ellos. “Cuantos constituíamos la escolta estábamos dispuestos a dar la vida por Prieto -afirma-y creo que aún lo estén todos al menos, yo por mi parte.” Lo sé y lo agradezco. Pero que Orlov pensara matarme en cualquier forma, no me sorprende. Era muy bestia.

    Hernández parece considerar compensada su tentativa de asesinarme él mismo en 1923, en Bilbao, con su interposición para que Orlov no me asesinara en Valencia en 1931. ¿Debo incluirle entre mis hados protectores? Bien, que pase. Será un hado con gafas. No sé si a tales divinidades se les permite usar anteojos. En todo caso, estaría justificada la excepción. Jesús Hernández no puede valerse sin cristales. Ahora ha cambiado el color de los suyos y ve las cosas de distinta manera, porque, conforme nos enseñó el poeta, “todo es según el color del cristal con que se mira”.

    Indalecio Prieto. Entresijos de la guerra de España: (intrigas de nazis, fascistas y comunistas).

  42. Rufián melancólico

    Con Jesús Hernández uno no sabe nunca bien a que atenerse. Miente mucho, cierto, pero en ocasiones, igual que Castro, dice verdades como puños. Días atrás revisé su Rojo y Negro, el libro de encargo por el buró del Partido para denigrar y difamar a la CNT. Una suma de medias verdades y mentiras hábilmente cocinadas. Un alegato estalinista ciento por ciento, sin pestañear. Yo creo que en lo político Hernández era un cínico y en lo personal un hombre de más categoría humana y encanto que la mayoría de los camaradas que le rodeaban.
    Ya saben aquello que contó Gregorio Morán refiriéndose a sus años de juventud en Bilbao, lo del afiliado entusiasta a las tres Pes: Putas, política y Pistolas.

  43. Astrónomo

    ¿Y quién será el citado por Indalecio Prieto, ese “comunista bilbaino Antonio Zubiaurre, ‘educado’ en la Escuela Leninista de Moscú y hombre de confianza de Orlov en España”?

  44. Rufián melancólico

    Buena pregunta Astrónomo. La corte, o el séquito de Orlov, crece sin tasa ni medida.
    A cada paso que damos salen más y más hombres de su confianza. Al final será todo un ejercito. ¡Que tipo!

  45. nuria

    hola Rufian,
    Desde el exilio. Tienes mas documentos o anecdotas sobre Ordax Avecilla? A la familia nos gustara conocerlos. gracias

  46. manuel s

    Desearia saber si Ramon Mercader, estuvo al mando de un batallón de la 12 Div, 35a Brigada del IV Ejercito que mandaba Cipriano Mera.
    Es por un estudia que estamos haciendo en la biblioteca del Ateneo Republicano de Vallecas, de nuestro vecino Ramón Vias Fernandez, jefe de la 6ª Agrupación de guerrilleros en 1945-46, y que parece ser estuvo en la Guerra Civil en el batallon que mandaba Mercader. Salud.

  47. Pingback: Jot Down Cultural Magazine | Espontáneos

  48. blas

    quisiera saber si alguien conocio a mi tio que se llamaba francisco martinez martinez y que fue fusilado en las tapias del cementerio del este el dia 27-01-1943. solo tenemos una carta de el, escrita desde lyon-francia 9ª compañia de trabajadores Nº 2.19 RRT(estas letras estan confusas),sector postal 390. mi correo es blasmartinezperez@hotmail.com.lo mataron junto a nueve personas mas.Sus hermanos ya no viven ,mi padre q.e.p.d lo intento en madrid por el año 1954 pero nadie de los fascistas le hizo caso y volvio a casa desconsolado. Gracias.

  49. Anónimo

    Mi tio, Francisco Martinez Martinez (en caso de que sea el fusilado el dia 27 de Enero del año 1943) Lo fusilaron en una saca con 9 personas mas de la carcel de Porlier y acribillados en las tapias del Cementerio del Este. Uno de los nueve,fue Alfonso Lopez de Letona. Quisiera que alguien indagara a ver si esta persona tiene relacion con mi tio, del que no sabemos nada de el,ni por donde estuvo en la guerra civil.Gracias.
    Mi correo electronico: blasmartinezperez@hotmail.com

  50. Greetings! I know this is kinda off topic but I was
    wondering which blog platform are you using for this site?
    I’m getting sick and tired of WordPress because I’ve had issues with hackers and I’m looking at options for another platform. I would be fantastic if you could point me in the direction of a good platform.

  51. I absolutely love your blog and find the majority of your post’s to be exactly what I’m looking for.
    Does one offer guest writers to write content for you personally?
    I wouldn’t mind creating a post or elaborating on some of the subjects you write in relation to here. Again, awesome site!

Los comentarios están cerrados.