La biblioteca fantasma

  1. rufián melancólico

    Si me pudiera quedar alguno… El ancla de la esperanza.
    Bueno, y el Chaves que tampoco lo he leído y el Tono que sí, pero me lo birló una novia de mano larga. Ultimamente ver libros buenos me causa una cierta tristeza. Si además veo a los míos amontonados entre cajas de cartón se agrava mi dolencia. Hoy he rescatado la antología de poesías de Vallejo que editó Alianza. Abro al azar y leo, declamo, Acaba de pasar el que vendrá.

  2. julia

    ..mangao, por dios, esa d intervocálica, fuera.
    (La caída de esa d, que tan preocupados tiene a algunos, decía, burlándose, Vázquez Montalbán.)

Los comentarios están cerrados.