La biblioteca fantasma

Escombrera de sueños (I)

Todas aquellas gentes bebían su paga y cantaban en compañía de las rameras. Cuando no bebían quedábanse tristes, con la cabeza apoyada en sus manos, ante su botella. No abrían la boca más que para hablar de las miserias de su profesión y de las ventajas del combate. Otros narraban sus aventuras ultramarinas, en las tierras prometidas de América: pero todos conservaban el respeto a la disciplina. En las horas de borrachera cantaban con melancolía a la manera de los Bretones. Oía yo las voces agudas de las mujeres que traspasaban la canción de los marineros, como relámpagos en la noche sofocante.

Mac Orlan, Pierre. A bordo de la “Estrella Matutina”: novela de aventuras. Con un ensayo de biografía sentimental por el autor y una nota aclaratoria por César M. Arconada ; traducción de Julio Gómez de la Serna. Madrid: Ulises, 1929. 211 p.