La biblioteca fantasma

Desmemoria de García Atadell, Paracuellos y Amor Nuño (VIII)

El primer número de la colección A penique, editado por La Biblioteca Fantasma, ya está disponible en la red. Basta que pulsen sobre la imagen para descargar el libro en pdf de 114 páginas y 3,54 Mb. de tamaño.

El libro consiste en la reedición de García Atadell, hombre símbolo, de la Editora Nacional de Bilbao, con notas en los márgenes obtenidas de los comentarios que se han dejado en esta serie dedicada a Atadell. Se incluye además la serie publicada aquí por El Rufián Melancólico, también con notas diversas en los márgenes. Uno de los capítulos, el dedicado a Koestler, está disperso entre las páginas del libro. Un prólogo de Bremaneur presenta el libro y aporta una pequeña historia bibliográfica de la edición primigenia.

Hubiese querido añadir un índice de nombres y una bibliografía, pero eso quedará para una segunda edición que espero tener terminada muy pronto. Ésta, además, quedaría limpia de erratas e incluiría enlaces en el texto y todas las sugerencias que surjan por parte de los lectores.

Espero que disculpen los errores de cualquier tipo que vean en el documento. No soy ni tipógrafo ni diseñador ni editor ni experto en el tema. He hecho lo que he podido con todo el material que amablemente han ido dejando en esta biblioteca. Quisiera que la colección A penique continuara con más ediciones. Estoy seguro de que será posible con su ayuda. Muchas gracias a todos.

  1. Bremaneur

    La segunda edición tendrá un epílogo que espero guste a los lectores habituales de este blog: la historia del exilio de Piedad Domínguez, amancebada de Atadell.

  2. Bremaneur

    Y ya avanzo lo que espero sea el segundo volumen de la colección A penique: CAMARADA AMOR.

  3. el rufián melancólico

    Enhorabuena Bremaneur. Alzo mi copa de ron por la nueva colección “A penique”.

  4. Bremaneur

    el rufián melancólico dijo…Alzo mi copa de ron***Je, je, estaba convencido de que tenía usted algo de pirata.

  5. Luis E. Parés

    Querido bremaneur; “si no lloro es porque he olvidado cómo hacerlo” (como decía Yves Montand en una película de Clouzot). Me emociona su trabajo. Ha pasado de bibliotecario a editor, y con todo esto le auguro una vida de desesperanzas, pero llena de compañía.Gracias.Voy a empezar a pensar en ideas para proponer a esta colección A Penique (y obviamente las hermanas Montenegro…). Repito, gracias

  6. Bremaneur

    ¡¡Las hermanas Montenegro!! Claro que sí.Por cierto, don Luis, escribiendo el prólogo me he acordado mucho de usted. La aparición de ese Kirkpatrick ha sido sorprendente.

  7. Bremaneur

    Perdón, perdón. Estaban casados y efectivamente, como nos dice Rosario Queipo de Llano, Piedad ni siquiera llegó a profesar. No era monja.

  8. Luis E. Parés

    No sólo la aparición de Luis Escobar es sorprendente, sino que me hace salivar de forma obscena. me sorprende y mucho, y no tendría por qué. Luis Escobar era muy culto, cuya homosexualidad le hizo ser partícipe del círculo más íntimo de Lorca y Cernuda (digo esto sin recochineo. Aunque la sexualidad de Luis Escobar es ambigua, pues también estuvo enamorado de Margarita Pedroso). Era amigo de T.S.Eliot, de Cocteau, que le dedica un libro, fue quien invitó a Dalí a hacer los figurines y los decorados para Don Juan Tenorio… Por orden de Ridruejo, otro íntimo amigo, se hace cargo de la sección de teatro del Departamento Nacional de Propaganda durante la Guerra, representando Autos Sacramentales por los pueblos de la zona nacional. Tiene unas memorias cuanto menos curiosas, publicadas postumamente, EN CUERPO Y ALMA, Ed. temas de Hoy.Pero del libro de Chaplin no sabía nada. Y me muero de ganas de hincarle el diente. Es curioso, porque Chaplin fue un tema recurrente en la vanguardia española, Arconada, Granes D’Ors, pero no creo que fuese un tema interesante durante la guerra. En fin, gracias de nuevo.

  9. el rufián melancólico

    “Que hayas de dar cuenta de cuanto fasiste e si condenado ser mereciste.”El trance de Koetler tiene algo de “contracultura”, parece que el hungaro se hubiera tomado un “tripi” en la soledad de su celda. Hay algo al leerlo que hace inevitable pensar en “Las puertas de la percepción” de Aldous Huxley y ensayos semejantes. El de Atadell me parece de mayor calado y muy español en su sobriedad, sin excesivas alharacas sobre lo inefable. El encargo de las misas gallegas es entrañable.En uno de los documentos de su dossier de Causa General, se incorpora la declaración de uno de los milicianos de la Checa que afirma que tenía a Atadell por un hombre religioso ya que en su casa y en lugar destacado se veía un crucifijo de dimensiones considerables. Recordemos que Pedrero dice lo mismo.Más que una conversión lo de Atadell es otra cosa.Arte del buen morir en la fe de su infancia.

  10. Bremaneur

    Bien visto, Rufián. Por un momento había pensado en una farsa cuyo objetivo sería ablandar al tribunal para que le declarara absuelto. No hay tal, por lo que parece. Sólo miedo y la serenidad que éste puede aportar en los momentos finales.

  11. Anonymous

    Bremaneur, ¿en qué entrada anterior se cuenta el interrogatorio de Báguenas a Castro Delgado? Supongo que lo haríais en los comentarios, los cuales me parece a mí que no quedan bajo el criterio del buscador.

  12. Bremaneur

    Bien visto, Anónimo. Aparece en uno de los comentarios dedicados a Castro Delgado. El vacío será subsanado.

  13. Anonymous

    ¿Me puedes indicar en cuál? He estado mirando en todos y no he encontrado nada.

  14. el rufián melancólico

    Anónimo. Tal vez hemos dado por publicado en los comentarios algo que Bremaneur y yo hemos hablado a menudo.La paliza de Martín Baguenas a Castro aparece relatada en el libro “Hombres made in Moscú ” de Enrique Castro Delgado. Si tiene usted interés especial en leerla se la escaneo y se la envío donde me diga.

  15. Anonymous

    Muchas gracias, Rufián. Con saber el libro me era suficiente.Eso sí, os sugeriría que, cuando el flujo de comentarios dé lugar a textos sustanciosos, incorporéis éstos a la entrada a la que siguen, por una cuestión de orden. Aparte de lo que le decía antes a Bremaneur sobre los criterios de búsqueda.

  16. Antonio

    Admirado Bremaneur:Impresionante, sencillamente impresionante.Muchas gracias a todos los que han participado en este trabajo. Ardo en deseos de ver ese epílogo.

  17. Astrónomo

    Rufián, gracias por escribir.Bremaneur, enhorabuena por su labor editorial. Sobre algunas características del comportamiento a Atadell en el Madrid de 1936.Un modo de saborear el poder es decidir la muerte de alguien. Otro es salvar la vida de alguien “destinado a morir”. Esto último es lo que hace, unos años después que Atadell, el comandante de un campo de concentración alemán que nos presenta “La lista de Schindler”. Para el Anónimo que pedía bibliografía sobre Monzón: “Jesús Monzón: el líder comunista olvidado por la historia”, Pamiela, 2000, Pamplona. (Disculpe la tardanza, hace días que no enfocaba la lente hacia esta admirable Biblioteca Fantasma.)

  18. Ram�n M.

    Buenos dias y enhorabuena por el blog.
    ¿Podria enviarme el archivo pdf de desmemoria de atadell? No consigo descargarlo de ninguna manera, y es un libro que me interesa mucho. Mi correo es izquierdofort@gmail.com
    Muchas gracias por todo, saludos desde Valencia.

Los comentarios están cerrados.