La biblioteca fantasma

Desmemoria de García Atadell, Paracuellos y Amor Nuño (IV)

El lugarteniente
por El Rufián Melancólico

De todos aquellos que desempeñaron cargos de responsabilidad en la checa de Atadell sólo Ángel Pedrero estaba llamado a alcanzar más tarde un puesto de gran relevancia, la jefatura de la demarcación del Centro del SIM, el servicio de Inteligencia Militar de la República.

Pedrero fue detenido, como tantos otros, el último día de la guerra, 31 de marzo de 1939, en el Puerto de Alicante. Dado su especial relieve fue trasladado a los pocos días a Madrid y encerrado en las dependencias del SIMP, el servicio de inteligencia militar de Franco.

Allí fue sometido a un duro y prolongado interrogatorio que hoy podemos seguir en el ramo separado nº 31: Servicio de Inteligencia Militar (SIM) incorporado a la pieza 4 de la Causa General de Madrid.

Ángel Pedrero había nacido en Zamora en 1903 y era maestro nacional de profesión.

Su incorporación a la política tuvo lugar en 1928, cuando su denuncia pública sobre las componendas de un tribunal de oposiciones a plazas de maestros, llamó la atención del PSOE zamorano, que le invitó a incorporarse a sus filas. Pedrero se tomó su tiempo y durante dos años, reconocerá en su confesión, estudió y profundizó en el marxismo gracias a la biblioteca de la Casa del Pueblo de Zamora.

Finalmente, en mayo de 1930, pidió el carné del Partido. Su trabajo militante se inició en la llamada “orbita cultural”, que consistía principalmente en la organización de escuelas nocturnas para trabajadores y la captación de los escasos elementos intelectuales de Zamora. A mediados de enero de 1931 consiguió la plaza de maestro nacional en Majadas, Caceres, donde le sorprendió la llegada de la Republica, viéndose obligado por indicación del gobernador de la Provincia a desempeñar provisionalmente la alcaldía del pueblo.

Con la “República de trabajadores de todas clases”, la actividad de Pedrero se desenvuelve preferentemente el en el terreno sindical. Además de presidir diferentes Jurados Mixtos -en uno de ellos, el de Navalmoral de la Mata, será acusado de un desfalco- se prepara para dar su salto a la política. Sin embargo, las luchas internas del PSOE extremeño le impedirán presentarse en las listas del PSOE por Caceres en las elecciones de Febrero de 1936.

Tomará entonces una decisión que marcará su posterior deriva: Abandonar Extremadura y trasladarse a Madrid. Aquí ejercerá de profesor en diferentes academias, primero en una llamada Soto y más tarde en la Academia Sihul. Su trabajo político lo desarrolla en las oficinas socialistas de Carranza 20, donde conocerá a García Atadell.

Al estallar la guerra el Partido le ordena incorporase a la nueva policía bajo el mando de Atadell y muy pronto se convierte en su hombre de confianza y miembro del comité directivo y sentenciador de la checa. Tras la disolución de esta al fugarse su jefe, Pedrero se incorpora a los llamados “Servicios Especiales” (segunda sección del Estado Mayor de la Defensa) que bajo el mando del cenetista Manuel Salgado Moreiras se ocupan de las labores de espionaje y contraespionaje en el Madrid sitiado.

La caída de Salgado, destituido de su puesto por orden de Prieto, no supondrá para Pedrero un freno a su carrera policial. En agosto de 1937 con la creación del SIM será designado por orden de Prieto y en confrontación directa con los “servicios” rusos que pretenden imponer a Gustavo Durán, Jefe de la demarcación del centro del SIM.

En este puesto le sorprenderá la debacle final republicana.

Tras su detención en el puerto de Alicante y su posterior interrogatorio y juicio, Ángel Pedrero fue fusilado el 4 de marzo de 1940 en el cementerio del Este de Madrid.

La Vanguardia Española, viernes 23 de febrero de 1940
Madrid, 22,— Ante un Consejo de guerra sumarísimo ha comparecido Ángel Pedrero García, jefe del S. I. M. de Madrid durante la época roja, vasta or ganización de espionaje para el frente la retaguardia, que tenía por misión perseguir a las personas de ideología derechista, detenerlas, someterlas a torturas para arrancarlas declaraciones, e incluso asesinarlas, luego de un simulacro de proceso legal, o sin proceso. Con Ángel Pedrero han ocupado el banquillo de los acusados cuatro de sus más significados colaboradores: Ángel Zalaguer, Antonio Fernández Hamos, Atanasio Melantuche Vidal y Tomás Durango González. Detenido Pedrero en Alicante, al ser liberada esta ciudad, cuando se disponía a huir de España, se ve la causa después de once meses de instrucción del sumario. Gran número de testigos han depuesto en él. En las declaraciones del apuntamiento se va dibujando la silueta moral de Pedrero, agente a las órdenes de García Atadell, en cuya «Brigada del Amanecer» tuvo una señalada intervención.

Asume la jefatura al huir García Atadell rumbo a América, bien provisto de joyas de que desposeyó a sus víctimas durante los registros que efectuaba. De la «Brigada del Amanecer», una vez disuelta ésta, pasa Pedrero a la «Brigadilla de Orden Social», y tan a satisfacción de las tituladas «autoridades de la República» realiza su labor, que al constituirse el S. I. M., por iniciativa personal de Indalecio Prieto, es nombrado segundo jefe, a la» órdenes inmediata» de Salgado, jefe supremo de la indicada organización terrorista. No tarda en ser destituido Salgado, y Ángel Pedrero, hombre de la absoluta confianza de Prieto y Galarza, es designado para substituirla, con un sueldo de tres mil pesetas mensuales, vivienda y servicios complementarios, más abundante provisión de víveres, ya que —ante el Consejo de guerra lo declara el propio interesado— existe una organización oficial que provee de excelentes manjares y bebidas a los directores y agentes del S. I. M.

Pedrero es el brazo derecho de Prieto, cuyas iniciativas interpreta y desarrolla. De acuerdo con ellas, redacta el proyecto de organización y atribuciones del Servicio de Información Militar, que pone inmediatamente en práctica en la zona de operaciones y retaguardia del Centro y Sur de España, es decir, la que comprende las provincias de Castilla La Nueva, Andalucía y Levante, supuesto que Cataluña ha quedado de ellos con la ofensiva nacional de la primavera de 1938. La red de espionaje, militar y civil, es extensísima: sólo la militar que comprende inspectores de brigada y de batallón, cuanta con más de seis mil agentes, llamados “invisibles”, por el secreto con que proceden y la cautela conque se infiltran en todas partes. Esta organización se complementa con la de la retaguardia, mediante la cual son sometidos a una estrechísima vigilancia los militares con permiso y se tiene una concreta y puntual información de cuanto se habla y se comenta en cines, teatros, cafés y hasta en tranvías y «metros». Desde el S. I. M. rojo, según está probado en el apuntamiento, se organiza el asalto a la Legación de Turquía en Madrid. Y el S. I. M. ordena y ejecuta diariamente registros y saqueos domiciliarios, practica detenciones, interroga y tortura, muchas veces con la intervención personal de Pedrero.

Pedrero, en sus declaraciones ante el Consejo de guerra, y contestando a preguntas del fiscal, añade nuevos datos personales de interés. Pertenecía de antiguo a la U. G. T. Estuvo adscrito a la recaudación de contribuciones de Zamora, donde tenía relaciones familiares con Ángel Galarza; desempeñó interinamente una escuela en la provincia, fue luego maestro de Almazán y Majalón, alcalde del Frente Popular en este último pueblo y finalmente, presidente del Jurado mixto en Navalmoral de la Mata. Por aquellos tiempos estuvo encarcelado con motivo de un desfalco de 17.000 pesetas, pero la causa —añade— fue sobreseída.

El Movimiento le sorprende en Madrid, donde a la sazón daba clases particulares. Pronto se pone en contacto con Ramón Lamoneda, secretario del Partido Socialista, y con García Atadell, quien le requiere para formar parte de su brigada.

A retazos van surgiendo de las palabras de Pedrero las características de la actuación de la «Brigada del Amanecer». No recuerda que en el seno de esta organización se hablase de desapariciones; las hubo, es cierto, pero dice que no enteró de ellas hasta meses más tarde, siendo jefe del S. I. M.

Interrogado sobre el caso concreto de la desaparición de los hermanos Vidal, asegura que él, personalmente, intervino en la detención, y aun prometió a los detenidos que no les pasaría nada desagradable. Un año después supo que habían sido asesinados.

Se le pregunta concretamente sobre otras detenciones, seguidas de asesinato, como la de los hermanos Calamita; pero él insiste en que lo ignora todo, si bien cree recordar que la aprehensión de los hermanos Calamita –personas derechistas y muy destacadas de Zamora- fue encomendada al propio García Atadell, por Ángel Galarza, ex diputado a Cortes por Zamora y “ministro” entonces de la Gobernación.

Otra cosa que tampoco recuerda es si el producto de los saqueos de la “Brigada del Amanecer”, llevados a cabo durante sus ilegales registros, era distribuido entre los agentes de García Atadell. Había, es verdad, luego de cada “servicio”, gratificaciones que Atadell señalaba, aunque correspondía a Pedrero percibir su importe y proceder a su distribución. El propio Pedrero era del depositario del dinero y joyas procedentes de los saqueos, y confiesa que cierta noche Atadell le pidió la llave de la caja en que guardaba las alhajas. Al día siguiente supo que García Atadell había huido al extranjero, llevándose el producto de los robos de la “Brigada del Amanecer”.

Cuando pasó al S.I.M. –siguió diciendo- llevó consigo los hombres de la brigada que mayor confianza personal le merecían. No se enteró de los asesinatos de Hoyos de Manzanares.

En cuanto al diplomático belga barón de Cochsgrave, fue asesinado, dice, por individuos de las brigadas internacionales, y al preguntarle el fiscal si no es más cierto que el asesinato del barón de Cochsgrave era obra del S.I.M., contesta sencillamente que lo ignora.

Confirma las detenciones que realizaba el S. I. M. en la iglesia de San Francisco el Grande, y confiesa el establecimiento de una checa en el Palacio Nacional, donde, por cierto, fue objeto de expediente el teniente del S. I. M. apellidado Romero, que, al decir del procesado, hizo objeto de desafueros a diferentes detenidos, y aun mató por su mano, en el mismo Palacio Nacional, a un comisario político del ejército rojo. Pedrero reconoce de una manera expresa la paternidad de la organización de espionaje político que se efectuaba en los frentes y en la retaguardia por el S. I. M. rojo; que Prieto había depositado en él la confianza plena para la ejecución de sus siniestros planes represivos; y reconoce, igualmente, que el asalto a la Legación de Turquía fue fraguado en el S. I. M. Se trataba declara terminantemente, de apresar a dos caracterizados «fascistas» refugiados en los locales de la Legación. No sabe si, efectivamente, esos individuos del S. I. M. —los llamados López Uribe, Páramo y Elvira Marna— tomaron parte en el reparto de las alhajas robadas durante el asalto y saqueo del edificio, pero asegura que Elvira Marna no recibió ninguna de las joyas robadas.

Sin pretenderlo el interesado, las declaraciones que públicamente hace Pedrero ante el Consejo de Guerra resultan ser una información completa y son una exposición espeluznante de los procedimientos persecutorios y de asesina tos puestos diariamente en práctica por la organización de la que era él jefe.

El S. I. M. y el propio Pedrero efectuaron las detenciones de los encartados en el llamado «Proceso de los 1.952» para sesenta y uno de los cuales fue pedida la pena de muerte. Pedrero dispuso su plan a consecuencia del cual fue detenido el ilustre doctor Gómez Ulla, a quien tendieron una emboscada para pasar a la España de Franco, con algunas personas de su intimidad. Al intentar hacerlo fueron prendidos todos ellos por los sicarios del S. I. M.

A nuevas preguntas del fiscal, Pedrero no niega que las alhajas robadas por el S. I. M., en sus diarios registros fuesen repartidas entre los agentes y sus amistades. Se limita a afirmar que no eran frecuentes semejantes repartos. Uno de los participantes fue, en cierta ocasión, Álvaro Retana, titulado escritor y explotador de una pseudo literatura obscena y decadente. Álvaro Retana pidió a Pedrero una custodia y un cáliz procedentes de uno de los habituales saqueos del S. I. M. Pedrero autorizó la entrega y el cáliz y la custodia fueron encontrados, a la liberación de Madrid, en el domicilio de Retana.

Pedrero confiesa, igualmente, que como jefe del S. I. M., asistía a los banquetes oficiales que de vez en cuando se celebraban, durante la dominación roja, en el Hotel Ritz. Tales banquetes eran sólo un pretexto para, maquinaciones de carácter político, especialmente enfocadas a la propaganda y a la acción antinacionales en el extranjero. A alguno de estos banquetes, añade el acusado, asistieron representantes de la Cruz Roja. Internacional y de una de dichas reuniones salió un extenso informe enviado a la Oficina Central de la Cruz Roja de Ginebra. Pedrero intervino en la redacción desemejante informe, cuyos resultados, concluye, no conoce.

Niega finalmente que, al sobrevenir el derrumbamiento de la España roja, a fines de marzo de 1939, intentara fugarse al extranjero, aunque es verdad que Miaja le ofreció con mucha insistencia un puesto en al avión que tenía ya dispuesto para huir. También niega lo que innumerables testimonios han sostenido en sus declaraciones: que para acompañarle en su inminente fuga tenía dispuesto —como García Atadell dos años antes— un maletín repleto de las joyas que sus agentes le habían reservado después de las expoliaciones realizadas en domicilios que Pedrero ordenó registrar. «Y tenía en mi poder solamente —viene a decir Pedrero— unas doce mil pesetas «de las buenas». Además disponía de un contrato firmado con el diario francés «París Soir», mediante el cual serían entregados cincuenta mil francos al llegar a París y otros diez mil en pagos sucesivos, a medida que fuera entregando sus «memorias» para su publicación en dicho periódico. «Tenía, por consiguiente, mi porvenir asegurado —añade».

El Consejo de guerra termina; tales son las alegaciones hechas públicas por Pedrero que el ministerio fiscal y la defensa renuncian a la prueba testifical y el fiscal termina brevemente con palabras serenas que plasman el sentir de los que han asistido a la vista. «Pedrero —viene a decir en síntesis— encarnó los poderes más vivos del estado marxista: al enjuiciar al Ángel Pedrero, segundo de la banda de Atadell, jefe del S. I. M., torturador, saqueador y asesino, vais a enjuiciar el régimen político que en Ángel Pedrero estaba en absoluto identificado. Es, en una palabra, el marxismo que ocupa el banquillo de los acusados. Pedrero representa, con la confianza que en él habían depositado Indalecio Prieto y Ángel Galarza, a la socialdemocracia que, sin ningún antifaz, hizo alarde, con su conducta repulsiva, de su criminal vileza. Este individuo es todo un símbolo; es el monstruo que encarna el espíritu de la represión marxista.

Los otros cuatro acusados que se sientan al lado de Pedrero son cuatro tipos de catadura moral semejante; uno de ellos —por no citar más que un par— llamado Tomás Durango, en un soliloquio espontáneo, que es un alarde de despreocupación y cinismo, expone su «historia»: tomó parte en el asalto a la Cárcel Modelo; cuando los asesinatos que a continuación se perpetraron presidió la «cheka» establecida en un colegio de los Salesianos; actuó de agente cerca da las personas de derechas, para una vez engañadas y descubiertas, delatarlas e incluso asesinarlas personalmente y, finalmente, huyó a la zona nacional, donde denunció a los agentes de las pseudo autoridades rojas que le habían ayudado en sus crímenes.» El fiscal pidió para los cinco acusados la pena de muerte.

  1. el rufián melancólico

    Pedrero también tiene sus irrupciones estelares en la literatura. Una de ellas se la debe al periodista libertario Eduardo de Guzmán. (Puerto de Alicante , Miércoles 29 de Marzo de 1939)Anochece cuando llegamos caminado a la entrada del muelle del norte, donde está aparcado el coche en que vinimos desde Valencia. Mientras Aselo y yo recogemos nuestras maletas, pasa por nuestro lado Ángel Pedrero, al que rodean medio centenar de individuos. Otros tantos se quedan un poco rezagados o colocando los coches en que han venido y cuatro o cinco blindados ligeros que los escoltan y con los que forman una especie de barrera defensiva que protege la entrada del puerto por este lado. -Llegaron hace una hora -indica Esplandiú-. Uno de ellos me dijo que fueron a Mazarrón donde tenían un barco preparado, pero se había largado cuando llegaron. Después anduvieron por Murcia y Torrevieja antes de decidirse a venir aquí.Pedrero ha sido largo tiempo jefe del SIM. Catedrático de filiación socialista, ha intentado estar a bien con todos los sectores antifascistas sin conseguirlo casi nunca. Un tiempo simpatizante con los comunistas, se colocó resueltamente frente a Negrín al constituirse el Consejo Nacional de Defensa.-Bien -responde Plaza-. Esperemos que por el bien de todo aquí tenga más suerte.La muerte de la esperanzaG. del Toro EditorMadrid 1973

  2. el rufián melancólico

    Por coser los hilos que van quedando sueltos. Ricardo Burillo Stolle, el comandante de Asalto al que Lino implicaba en el asesinato de Calvo Sotelo fue la máxima autoridad militar de aquellos últimos restos del Estado republicano que agonizaba en los muelles de Alicante. “El teniente coronel Burillo, inclinado sobre un mapa, calcula a cuantos kilometros puede estar ya la columna de Gambaraque se sabe , ahora, la más cercana. ¿quien va a entregar la plaza? Él no desde luego. Los cónsules se ponen de acuerdo para parlamentar con el general italiano. El argentino está en la gloria: manda, ordena, decide y ¡sabe italiano! El francés cada vez más afable y doblado hacia los otros, no dice gran cosa como si el peso de su nariz le inclinara hacia delante, atada a las grandes entradas de su frente. Se siente seguro desde que Petain es embajador de Francia en Burgos. Por fin su país ha entrado por el buen camino. Ya era hora. Siempre ha dicho que la canalla no podía ganar. Ahora se ofrece al sacrificio. Burillo le hace ver que tiene que ser un militar español el que parlamente con el enemigo.-¿Quien?-Ya veremos. todavía no están aquí-Y, en el puerto, ¿quien les va a hablar?-¿A quienes?-A los suyos.-Cualquiera.-No lo veo tan fácil.-¿Porque?-Por de pronto, para que no haya muchos líos, hay que dar por bueno que no van a tardar en atracar los transportes.-No faltamos a la verdad, creo.-Desde luego.-No debe haber ningún disturbio.-descuide.-Si no…-No se preocupe– Bien, ¿quien va a hablar?– Que Carlos Rubiera se dirija a los republicanos, Rodríguez Vega a los socialistas, un comunista a los comunistas, un anarquista a los de la CNT. Además, no se preocupen ustedes, las noticias corren solas.– Y se abultan como las avalanchas.-O las panzas.-Lo malo es que aquí, jodidos, no vamos a durar nueve meses- comenta rezongando Rodríguez Vega-. Ya podíais haber escogido a otro…Campo de los AlmendrosMax AubJoaquín MortizMéxico 1968

  3. el rufián melancólico

    Sigo en el puerto buscando el rastro de Pedrero y encuentro por azar otro hilo suelto. El de Plá y Beltrán, tan reciente en esta Biblioteca.Plá y Beltrán: -Aquí morimos todos.Gaos : -¿Aquí? No lo creo. Pisamos piedra. los muelles son duros-. y tirarnos al mar, no lo harán. Apestaría. no, este no es sitio para morir.Ferrís: – Pues de aquí no salimos.Pla y Beltrán: -MuertosGaos: -No. Vivos, prisioneros.Plá: -Así que para ti ¿Todavía hay esperanza?Gaos: -¿Lo dudas?Plá : – Claro que sí: Esto es el ombligo del mundo, pero sin cordón umbilical.Gaos: -Te das -nos das- demasiada importancia. Hoy no digo que no estemos en la primera página de los periódicos. Dentro de ocho días, en un rincón de la última, si a tanto llegamos. Los residuos de un ejercito vencido: ¿Quien se ha ocupado nuca de eso? nos desharemos como azúcar mojado, en el cuerpo del país, en la tierra. Ahora somos importantes: aprovéchate para hinchar el pecho. Dentro de nada, nada.Campo de los AlmendrosMax AubJoaquín MortizMéxico 1968

  4. el rufián melancólico

    Entre los muchos informes policiales anexos a la declaración de Pedrero se encuentra uno firmado por la llamada Brigada Especial del SIMP. Su lectura nos presenta a un Pedrero más epicúreo que marxista y de aficiones y gustos muy en la línea de su maestro Agapito. Lujo y revolución.Aún teniendo en cuenta las prevenciones que aconseja el Astrónomo a la hora de enfrentarnos a esta literatura no puedo dejar de transcribirlo. CONDUCTA MORAL DE PEDREROSu afición a las mujeres y el dinero revestía caracteres verdaderamente morbosos.En octubre de 1936 envía evacuada a Santa Pola, Alicante, a la citada Angustias con quien vivía maritalmente y seguidamente establece relaciones íntimas con una tal Araceli Muñoz, sobrina de una mujer llamada Irene que fue agente de la fatídica Brigada Atadell y pasó posteriormente a prestar servicios con Galarza y después con Zugazagoitia, marchando con el gobierno rojo a Barcelona y siendo la persona de confianza de Ordoñez, jefe general del DEDIDE. La tal Irene fue nombrada agente por Pedrero que solo buscaba de esta forma un medio de acceso a la amistad íntima con la Araceli con la que tiene dos hijos. El terror que producía el nombre del SIM y la autoridad de Pedrero le ayudaba mucho para el éxito de este género de maniobras. Siguiendo con la obsesión que le trastornaba le fue presentada por el locutor de la radio, Augusto, una tal Enriqueta Trial a la que instaló con todo lujo en un piso de la calle General Arrando 34 ó 37, sin que pueda asegurarse concretamente el número, y haciendo una vida marital con esta mujer, mantiene al mismo tiempo relaciones íntimas con una de las mecanógrafas que tenía a su servicio, llamada Elvira Merino, de pésima moralidad, roja convencida y de sentimientos perversos; ejercía tal influencia en el ánimo de Pedrero que no se daba una orden sin que ella diera su aprobación. Ella misma y por propia iniciativa consiguió la autorización del teniente coronel Bueno para la instalación del hotel que ocupaba con Pedrero en el término de Chamartín de la Rosa, dando orden para que se pusieran a su disposición pintores, decoradores, mueblistas, etc… Este hotel fue montado a todo lujo y con toda clase de comodidades destacando hasta lo ridículo en la instalación de dicho hotel un “cuarto chino” con fantásticas combinaciones de luces.Desde que en el verano de 1937 fue nombrado Pedrero por Indalecio Prieto, entonces Ministro de la Guerra, jefe del SIM del Ejercito del Centro , aunque no se posesionó hasta más tarde, Ángel Pedrero organizó un sin número de festines y banquetes, algunos de los cuales se citan a continuación: el 16 de agosto de 1937, y para celebrar su nuevo cargo, organiza un banquete en el Hotel Ritz con asistencia de 42 comensales entre los que figuraban, Illeras, Comisario General de Policía, Mario Casal, Comisario de Evacuaciones, el diputado socialista Romero Solano, el Gobernador Civil Trigo Mairal, el alcalde Henche y varios cabecillas marxistas. Costó la comida unas seis mil pesetas. El 15 de diciembre de 1937 con motivo de su cumpleaños, Pedrero ordenó una gran comida en honor de todos sus secuaces a la que también asistió gran número de destacados marxistas. Se celebró la comida en el Hotel Nacional con gran derroche de licores y al final del banquete se organizó un baile que terminó en una juerga de borrachos de ambos sexos. (…)Pedrero no consentía fumar otro tabaco que el Lucky o el Camel consumiendo al mes unos 80 paquetillos que eran comprados a peso de oro por la escasez y las dificultades que se tropezaba para adquirirlo. Se comisionaba a un individuo del SIM para conseguir dicho tabaco como fuese y al precio que fuese, habiéndole costado en cierta ocasión un cartón de diez paquetillos, 2.500 pesetas. (…)

  5. el rufián melancólico

    LAS MEMORIAS DE PEDREROCuenta Pedrero en su declaración ante los policías del SIMP el estado de su economía domestica y sus previsiones para el futuro.Afirma que ni en la Brigada Atadell, ni en ninguno de los cargos desempeñados posteriormente, incluso en el SIM, se apropió de valores, alhajas , ni cantidad alguna y que si ha vivido con holgura que pueda haber despertado comentarios estos no tienen fundamento, haciendo constar por otra parte que su sueldo del SIM, que era de 3.00 pesetas mensuales, unido a las ventajas y facilidades que el cargo le proporcionaba, le permitían vivir bien sin necesidad de recurrir a esos medios y que no recuerda si ha hecho regalos a mujeres, que en todo caso se trataría de atenciones de bajo costo, ya que sólo tenía una amiga con carácter permanente a la que pasaba 5oo pesetas mensuales. (…)“Que por la premura del desmoronamiento… el declarante contaba con ofrecimientos de algunos periódicos que le requerían como colaborador, como “París Soir”, que a través del corresponsal de “La Nación de Buenos Aires” en Madrid, le ofrecía 300.000 francos por sus trabajos, 150.000 al comenzar las memorias y otros 150.000 al terminarlas.”

  6. Astrónomo

    Rápida carrera la de Pedrero: llega a Madrid después de febrero de 1936 y en 1939, en Alicante, lleva una guardia de corps muy nutrida y bien armada. Debía de disponer de mucho poder y de un holgado presupuesto. De ahí a la siniestra galería de fotos policiales de los hombres del SIM en camiseta… Por cierto, el artículo de “La Vanguardia” sobre su juicio dispara continuamente por elevación contra Indalecio Prieto. Se cita de pasada al escritor Álvaro de Retana, que tras sobrevivir a la guerra y a 9 años de cárcel (parte de ellos en el durísimo fuerte de San Cristóbal, Pamplona), murió en 1970 a manos de un chapero.Cuántas historias.

  7. el rufián melancólico

    Astrónomo, el único que aparece en camiseta en la galería fotográfica de los hombres del SIM conservada en el AHN, es Pedrero. Todos los demás comparecen perfectamente vestidos y peinados, algunos hasta el exceso y los hay que sonríen con la misma expresión que si se encontraran ante el fotógrafo de su pueblo.La mayoría enfrenta el objetivo con seria indiferencia, como Pedrero. Muy pocos muestran su rencor y su decisión.¿Eran conscientes cuando miraban a la cámara que aquel disparo era el último registro en blanco y negro de su mirada?Pedrero sí. Él no podría hacerse ilusiones de ningún tipo. Tal vez por eso no se tomo la molestia de ponerse una camisa . ¿Para que?

  8. el rufián melancólico

    Bremaneur, nos pone el caramelo en la boca y se larga. Haga el favor de colgar la declaración galante de Pedrero a Regina García. No nos prive de la escena.

  9. el rufián melancólico

    Sobre las fotos del SIM¿que nos lo impide? Las hay de especial importancia como las de los hombres de la “Brigada Z” la que asumía las misiones más delicadas de contraespionaje. La flor y nata del SIM.Uno de ellos es Fernado Valenti, uno de los que detuvieron a Andreu Nin en Barcelona y lo trasladaron a Madrid, a la checa comunista de los Salesianos de la Ronda de Atocha. El chofer de Valenti confesaría que antes de partir a Barcelona acudieron a recibir instrucciones en el Hotel Gaylord´s, el cuartel general de los rusos en Madrid.

  10. el rufián melancólico

    Dejemonos de rodeos, Tiene razón el astrónomo. Ya esta bien de mariposear de flor en flor. En breves minutos Pedrero nos contará cual era su papel y su cargo en la checa de Atadell.

  11. el rufián melancólico

    ACTUACION EN LA BRIGADA ATADELLEstaba formada por agentes de la Dirección General de Seguridad, siendo estos agentes mandados por el Partido o la UGT a la Brigada Criminal. Por disposición de la Dirección General de Seguridad fue Atadell a la calle de Martínez de la Rosa acoplando allí unos treinta o cuarenta agentes , pero de diferentes partidos. El jefe era Atadell. El declarante actuaba como secretario y persona de confianza, no de Atadell, si no del Partido. El segundo jefe era Ortuño; estaba también Fermín Blázquez, diputado por Toledo y entre los m´ás significados un tal Manrubia, del Partido Comunista y que había sido Guardia Civil. Como agentes estaba Luque, Torres, que estuvo de escolta con Lamoneda, Beltrán, Pajares, Emilio Salgado, Ovidio barba y su hermano, un tal Calabuig, que depués fue capitán de Carabineros y que marchó de la Brigada antes de disolverse esta, Tomás Sánchez, Angel Martín, Castor Rodríguez, Anastasio Moraleja, Gutiérrez,Sousa, Aurelio Lozano, Nicasio Calle, Antonio Albiach, Alejandro Aragó, José María Castaños, Santiago Saez, Baldomero Rosignon, Pedro Ortega, Fernado García (picado de viruelas), Pablo Sanz, Francisco Sanz (chofer de Atadell), Pedro Iglesias, Victor Queterer ( cree que marcho al extranjero), Isidro Sánchez que murió en el frente en un tanque, Izquierdo, cuñado de Lamoneda y escota de éste y algún otro más que no recuerdo.La Brigada Atadell dependía de la Dirección General de Seguridad. las detenciones y registros que practicaban eran en virtud de ordenes emanadas de la Dirección General, de la Brigada Criminal, del Ministerio de la Gobernación, del de la Guerra y de los Juzgados. La Brigada no tiene nada que ver con la del “amanecer” mandada por el capitán Terry y por uno que decía ser comisario de policía. Este capitán Terry estaba encargado de los observatorios de defensa antiaérea y el declarante lo vio alguna vez en la Dirección General de Seguridad. Entre los pocos servicios en que el declarante recuerda haber actuado personalmente cita los que sigue: Un registro que se hizo en una pensión de la Gran vía donde les dijeron que había una organización de espionaje. estaba seta pensión encima del Teatro Coliseum y le parece que llevaba el nombre de una capital italiana. (…) Ramo separado nº31 -servicio de Información Militar. (SIM) Tomo 1. Causa general de Madrid

  12. Bremaneur

    impresionante asunto. Lo que no entiendo es por qué en el “juicio” habla como si perteneciera a la Brigada del amanecer.

  13. el rufián melancólico

    Otro rodeoVeo que no les pica la curiosidad de ver el retrato de aquella mujer que tenía embelesado a Pedrero, la del salón chino.Para excitar más su curiosidad lean lo que cuenta de ella Octaviano Sousa, importante agente de Atadell y más tarde de Ángel Pedrero en el SIM:“Una vez organizado el SIM, Pedrero es el que da la completa orientación de todos los negociados poniendo como mecanógrafa en su despacho a Elvira Merino, convirtiendose ésta al poco tiempo en amiga e influyendo sobre Pedrero de tal manera que llegó a ser la que manejaba el servicio. (…) Desde ese momento Elvira Merino es la que lleva el servicio hasta el extremo de que Pedrero firma lo que Elvira le pone para firmar sin tener conocimiento de lo que se trataba. El hotel en que vivían fue concedido a Pedrero sin que este tuviera ninguna participación en la petición, ni conocimiento de ella, pues Elvira personalmente se lo pidió al teniente coronel Bueno, ella fue la que dio la orden de que fueran los pintores decoradores, los mueblistas, etc. Vivían en un plan completamente regio…”No sufran, en los próximos días verán a Elvira en el despacho de Pedrero frente a la maquina de escribir. Palabra de Rufián.

  14. el rufián melancólico

    Bremaneur, el texto de la Vanguardia contiene patrañas a barullo. Poco tiene que ver con la precisión de la declaración. En cualquier caso, como verá, Pedrero no se arrugó en su comparecencia y no le sacaron un ápice de su sitio. Dijo lo que quería decir y nada más. Al leerla no parece ser la declaración de un prisionero de su enjundia frente a interrogadores profesionales del SIMP. ¡que diferencia con otras que conocemos muy bien! Pedrero era era un hombre inteligente y duro. No hay duda.

  15. el rufián melancólico

    Pedrero versus Duran y otras noticias de interés.“Los “servicios Especiales” fueron disueltos en agosto de 1937. Uno de los motivos de la discrepancia con Salgado, era la campaña de prensa, considerada por el declarante como demagógica, que realizaba el periódico “Frente Libertario” , que daba lugar a pugnas sangrientas entre los confederales y los comunistas. Este periódico prohibido en alguna ocasión por el coronel Rojo, de repartía por los despachos patrocinados por el propio Salgado, que en alguna ocasión hubo de reconocer lo improcedente de tal propaganda. Disuelto “Servicios Especiales” por orden de Prieto, Ministro de Defensa Nacional, se organiza el SIM con caracter civico-militar a diferencia del SIEP organismo de contraespionaje puramente militar, que se creo al mismo tiempo que el SIM pero con distinto mando y orientación, ya que dependía de los Estados Mayores, mientras que el SIM, que no ejercía funciones de espionaje sino de contraespionaje, dependía directamente del Ministro como servicio de seguridad interior del Estado.Ante las dificultades que los comunistas ponían para la provisión de mandos en el SIM, ya que exigían la jefatura de las demarcaciones Centro y Extremadura, habiéndose formulado estas exigencias a Prieto por boca de Orloff, Kotoff y Maximoff, residentes todos ellos en el Hotel Gaylord´s y componentes de la Misión o Estado Mayor Ruso, llamado “Estado Mayor Amigo”, Pedrero dio facilidades a Prieto, aviniendose a que la Jefatura del SIM de la demarcación Centro fuese desempeñada por el comunista Duran, que llegó a llamar a los jefes de unidades militares para darles cuenta de la organización y funcionamiento del SIM -lo que constituía una revelación de secreto- como el nombramiento directo de cuatrocientos comunistas impuestos por el Partido, para agentes del SIM, ya que como delegados directos del mismo debían llevar nombramiento de este. Duran fue removido de su cargo para el que se nombró a Pedrero, que después de un choque con aquel, que culminó con la detención de Duran y la amenaza de detención del propio Miaja, que desde el desastre de Córdoba estaba entregado al Partido Comunista que lo amparó, el que declara se hizo cargo del mando del SIM en la demarcación Centro. La jefatura superior del SIM recayó en Daniel Ángel, administrador de “El Liberal”de Bilbao. El declarante desplazó al comandante francés Adan que ejercía funciones de asesor cerca de Duran en los pocos días que éste fue jefe del SIM. Aunque se dieron normas de carácter general para todo el SIM tales como la organización de las delegaciones de los frentes, la prohibición de que los jefes de unidades fusilasen tanto a los que se trataban de evadir, como incluso a los enlaces nacionales que trataban de infiltrarse desde aquella zona y otras normas análogas, como la misión de de vigilancia del sabotaje en la retaguardia, el monopolio de detenciones militares, la prohibición de la circulación nocturna de coches sin licencia del Estado mayor, la organización concreta de cada demarcación se confiaba a la iniciativa del jefe de la misma, y con ese carácter el declarante organizó el SIM de la demarcación centro. Se creo una inspección en cada Cuerpo de Ejercito, si bien la Jefatura y servicios centrales de cada Inspección radicaban en Madrid. De cada Inspección de Cuerpo de Ejercito, dependía , un inspector por división y otro por Brigada que se llamaban “agentes visibles”; los inspectores de Brigada nombraban los agentes secretos, repartidos en la Unidad, siendo llamados estos informadores, “agentes invisibles”. serían unos 6.000 en todo el Ejercito del Centro y pertenecían a diversas categorías, desde los mismos jefes de Unidad en algunas ocasiones hasta simples soldados. Estos agentes secretos no percibían retribuciones y sus ventajas consistían en posiblidad de ascenso para los jefes, dada la influencia del SIM con el Estado Mayor y con el propio ministerio y en ventajas consistentes en permisos u otros beneficios menores para las clases y soldados, debiéndose en algunos casos esta cooperación a la vocación y entusiasmo de los propios informadores.Existía una consignación de 150.000 pesetas mensuales para gastos secretos en la demarcación del Centro del SIM y unas 600.000 de nómina mensual, percibiendo el declarante 3.000 pesetas de sueldo mensual y aparte, los gastos de representación, casa y emolumentos acostumbrados.La asimilación militar del declarante era la de Mayor de infantería. El declarante seguía cobrando sus haberes como agente de primera de la Dirección General de Seguridad. Además de estas inspecciones de Cuerpo de Ejercito, existían las de las Armas, cuerpos y servicios auxiliares, tanques, caballería, etc. Estos inspectores tenían la misma autonomía que la de los Cuerpos de Ejercito y dependían directamente de la Jefatura. Para retaguardia, había tres inspecciones: Retaguardia, Especial y “Z”, siendo respectivamente sus misiones: la de “Retaguardia”, que se ocupaba de los informes suministrados al ministerio sobre los militares, de la vigilancia de los teatros y en la población con secciones de soldados al mando de agentes, en la vigilancia nocturna y algún servicio sobre organizaciones de tipo nacionalista en la retaguardia, si bien los casos de esta clase en que intervenía el negociado de retaguardia solían ser de poca importancia. La “especial” mandada por Peraile, -así como la anterior era dirigida por Luque-, tenía por misión los servicios más finos y sutiles en materia de contraespionaje junto a la Z , dedicada especialmente a los servicios de Bolsa negra, por las especiales relaciones que Valenti, jefe de dicha Brigada, mantenía; al referido Valenti le tenía el declarante prohibido hacer detenciones sin una orden especial del propio Pedrero, siendo únicamente su misión el informar, no recordando la intervención activa de la Brigada de Valenti en servicios de contraespionaje dentro del SIM”Ramo separado nº31- Servicio de Inteligencia Militar (SIM)Causa General de Madrid

  16. el rufián melancólico

    De todas las checas que tuvo el SIM en Madrid la que peor fama ganó de lejos fue la de San Lorenzo. Ser conducido allí era de una tremenda gravedad. La checa toma su nombre de la calle en que se haya, muy cerca del viejo colegio Escolapio de San Antón, en la calle Hortaleza. Colegio, conviene recordar, que junto a la Modelo y Porlier, fue una de las grandes cárceles del Madrid de la guerra.El acta que quiero presentarles ahora tiene algo de ese perfil tremendamente negro y cervantino si me lo permiten tan del gusto de Pedro Luis de Galvez, el poeta hampón que a menudo se dejaba ver por San Antón. Nos hayamos muy lejos de aquella otra checa donde Atadell y Pedrero impartían justicia al inicio de la guerra, la del Palacio de los condes de Rincón. Ya no hay vinos de Almería, ni roja langosta y mucho menos criadas con cofia y delantal de puntillas. Que el escenario de los nuevos horrores, la checa de San Lorenzo, este situado en el corazón de la geografía galdosiana de Madrid es otro valor añadido para no escatimar el documento. ACTA DE RECONOCIMIENTO E INSPECCIÓN OCULAR(…) después de atravesar un patio interior el juzgado penetra en unos sótanos a cuya galería, abierta a la escalera dan varias celdas sin ninguna luz ni ventilación directa. las situadas en el primer tramo de la escalera son de reducidisima capacidad una de ellas y algo mayor la otra, ambas con el piso de cemento y en nivel inferior a la entrada. En ambas se observa oscuridad casi absoluta. Al terminar este tramo descendente se abren otras dos celdas, con entradas al recodo de este tramo. En estas celdas de condiciones análogas a las anteriores y de unos dos metros en cuadrado cada una, existe un techo común a ambas y a un retrete sin ventilación comprendido entre dichas celdas y separado de las mismas por un tabique en escuadra que no llega al techo general, existiendo por tanto comunicación superior y el retrete, cuyos olores hacen sumamente penosa la permanencia en el recinto.Existe también otra celda a mano derecha del tramo descendente anteriormente expresado. Según manifiestan en este momento los testigos, estas eran las celdas de castigo, donde los agentes del SIM ordenaban a la fuerza de la guardia fuesen encerrados los presos que no satisfacían las exigencias de sus interrogadores. Que la norma general era que en dichas celdas se permaneciese completamente desnudo, quedando la ropa colgada en la galería de bajada, frente al ventanillo de la celda, desde donde era vista por el preso. Que la permanencia en estas celdas era de dos o tres días y hasta siete, como en el caso del testigo Sr. Eraña, negándose al preso los alimentos, durante los días que podía soportarlo mientras duraba esta incomunicación, teniendo que evacuar comunmente sus necesidades en la propia celda. Al ingreso en las mismas, encharcaban estas con cubos de agua, que de vez en cuando seguían siendo arrojados mientras el incomunicado permanecía allí, siendo frecuente el caso de que estos cubos de agua, fuesen arrojados directamente por el detenido, a quien no se permitía conservar ni los calcetines. En la planta principal existe un pasillo con varias ramas, y a dicho pasillo salen habitaciones que eran las celdas comunes empleadas por el SIM, que alojaba en ellas a varios detenidos en cada una, recordando los testigos que en la celda 27, que es examinada por el juzgado y mide aproximadamente 2´50 metros por 3´50 metros, llegaron a estar encerradas mas de veinte personas. Parte de esas habitaciones, tienen ventana o balcón con luces a patio, pero los testigos hacen notar, que durante el dominio rojo, las contraventanas estaban clavadas por lo que no entraba mas luz que la permitida por un cuarterón arrancado en la parte superior, siendo completa la oscuridad en el interior, no siendo posible la lectura ni escritura y costando esfuerzos de adaptación distinguirse entre sí los detenidos, aún acostumbrados a la oscuridad del recinto. La permanencia en estas celdas duraba meses, y solo para desnudarse era encendida por breves momentos la luz eléctrica por la guardia, desde fuera. En este mismo piso, existe una reducidisima celad de un metro por metro y medio, aproximadamente, llamada la celda ” K” y destinada a incomunicados. En el piso superior, existe una galería con vista al patio y orientación norte, de algo menos de un metro de anchura y dos metros y medio, aproximadamente de longitud. Los lavabos están en la parte contigua de la galería y según manifiestan los testigos informantes, el piso de esta habitación, también destinada a incomunicados, llamada celda “X” o “la fresquera” se encontraba permanentemente inundado por el agua sobrante de los lavabos, cuando los presos realizaban su aseo, e incluso por cubos de agua que a propósito echaban en esta habitación, donde corrientemente eran trasladados los detenidos desde las celdas del sótano, llamadas de la “nevera”, obligándose también en la mayoría de los casos a los detenidos en dicha celda “X” a despojarse de su ropa. También existe en dicho piso una habitación destinada a interrogatorios, donde los agentes del SIM, afectos al Negociado interesado en cada servicio, interrogaban y maltrataban a los encartados en el asunto de que se tratase. No obstante la habitación dedicada mas comúnmente a interrogatorios, es la que el juzgado visita al retirarse del edificio de San Lorenzo: dicha habitación está situada en la planta entresuelo, a la derecha del arranque de la escalera principal, según se entra desde la calle; consta de dos departamentos dedicados, uno a cuerpo de guardia y dedicado el otro a interrogatorios, reconociendo el testigo Sr. Eraña esta habitación, como el despacho en que le obligaron a permanecer cuatro días seguidos sometido a constantes interrogatorios y brutales malos tratos, en diciembre de 1938. También señala el mismo testigo, el lugar del patio donde el invierno de 1938 al 39, permaneció una noche sentado en una silla, completamente desnudo y recibiendo cubos de agua, sin que los soldadosde la guardia le permitiesen moverse. Y no existiendo de momento más diligencias que practicar, S.S. da por terminada la presente y firma con el Sr. Fiscal Inspector, agentes agregados, testigos y conmigo, el secretario de que doy fe.Madrid 9 de diciembre del mil novecientos cuarenta y uno.

  17. Astrónomo

    Rufián, la descripción de la checa de San Lorenzo, en Madrid, recuerda la de una checa barcelonesa, la de Vallmajor (que albergaba la celda “científica” de Laurencic).

  18. el rufián melancólico

    Sí, astrónomo. Vallmajor más refinada, mas culta, con esa decoración interior “neoplasticista”, a lo Mondrian o cualquiera de los pintores del grupo Stijl. Si no recuerdo mal, Laurencic, el pintor aquel decoró el antro, escribió un libro al acabar la guerra sobre aquel arte de vanguardia aplicado a la represión. En cualquier caso la crueldad no venía tanto de las pinturas, siempre inocentes, como de aquellos nichos inclinados donde era imposible dormir y aquel suelo plagado de ladrillos de canto unidos con cemento a la superficie para que el prisionero no tuviera ninguna posibilidad de descansar tras los interrogatorios.Otra cosa que une a Vallmajor con San Lorenzo es la presencia en ocasiones de agentes rusos en los interrogatorios. En ambas checas trabajaban los esbirros de Orlov.

  19. Sexto Empirico

    Rufian, es imposible que Laurencic escribiera un libro después de la guerra. Fue fusilado en el Campo de la Bota el 9 de Julio de 1939.

  20. el rufián melancólico

    Seguro que Bremaneur y el astrónomo saben del libro que hablo. A lo mejor lo escribió antes de ser fusilado o tal vez yo lo equivoco con el de otro autor sobre Laurencic y sus pinturas, pero el libro existe. Lo buscaré.

  21. el rufián melancólico

    Ya lo he encontrado. Su título: Porque hice las checas de Barcelona.Lo escribió un tal Chacón en los años 40, autor del que no se nada. Contiene las declaraciones de Laurencic ante el Consejo de guerra que decidió su fusilamiento.Se puede comprar por internet.Lamento el desliz.

  22. Sexto Empírico

    Rufián, el libro de Chacón es realmente malo, dedicado a la propoganda franquista-falangista. Realmente lo único llamativo es la portada. El contenido es un remedode un articulo de La Vanguardia Española y un invento final. Sobre los instrumentos de tortura hay varios articulos de la época en el mismo periodico, con fotocgrafias incluidas.Los que hicieron el juicio ni se enteraron de que Laurencic era un agente de Eitingon (alias Tom o Pedro) y el no confesó.Por cierto, estoy de acuerdo con Anónimo (comentario en la tercera entrada), en que hasta el momento no se aprecia la relación entre García Atadell y Amor Nuño.

  23. el rufián melancólico

    La relación, el vinculo que hace que se unan los nombres de Amor Nuño y Atadell en en el título de esta serie por entregas se explica en la primera entrada. Léala con atención, vera que no se crea ninguna expectativa de que entre ellos existiera relación directa, aunque no tengo dudas que habían oído hablar uno de otro.

  24. Astrónomo

    Sexto Empírico: el librito de Chacón, que incluye declaraciones de Laurencic, aun siendo propaganda antirroja no deja de ser interesante. Si fuera tan amable, me gustaría saber algún detalle sobre la relación que señala entre Laurencic y Eitingon.Por cierto, aquí tiene una foto en que figuran en la citada celda barcelonesa el mismísimo Himmler y el general Orgaz:http://lacucaracha.info/scw/diary/1939/april/

  25. el rufián melancólico

    Creo que la deriva, un tanto errante, de estas entradas y comentarios no ayuda como dice Sexto Empírico a comprender la pretensión del empeño que me propongo. Sin embargo no encuentro otra manera mejor. Siempre llego a las cosas dando un rodeo, desconfío de la recta y huyo de las carreteras principales bien señalizadas. Tengo querencia por otras vías, peor asfaltadas, cierto, pero más reveladoras del verdadero paisaje que rodea la trama. Póngase cómodo Empírico, el viaje es largo.

  26. el rufián melancólico

    Eitingon. Ha aparercido aquí, en la confesión de Pedrero. Lo llama por su nombre de guerra en España General Kotov.

  27. Sexto Empírico

    Astronomo:Sobre Eitingon hay un par de libros que deben consultarse.Special Tasks de Pavel Sudoplatov (hay traducción española) yThe MitroKhin Archive de Christopher Andrew y Vasili Mitrohin.La relación de Laurencic con Eitingon es más complicada de descubrir. Aparece en unos documentos que están en el Archivo de Salamanca, escritos por Laurencic con el nombre de SSI 29 (codigo de espia).Lamento no disponer de lareferencia de los papeles. Notenía interés en ellos en su momento y solo anoté el datode la relación. Solo muchomas tarde supe que SSI 29 era Laurencic. Su codigo aparece en el articulo de la Vanguardia Española referido a su juicio.Eitingon (alias Kotov) era el jefe de la estación de la NKVD en Barcelona.

  28. el rufián melancólico

    Eitingon en España. Que aparezca este nombre ahora es un aviso de lo que vendrá después, cuando entremos en la matanza de Paracuellos y la responsabilidad que J. Reverte, erróneamente desde mi opinión, atribuye a Amor Nuño. De Eitingon , de su vida de agente y de su implicación en los asuntos de España no hay mejor fuente que el libro de memorias de Pavel Sudoplatov, jefe de Operaciones Especiales de los “servicios” rusos hasta la caída de Beria. Lo publicó en Espaqña sin pena ni gloria Plaza Janes en 1994.Otra fuente indispensable para los rusos y la Guerra Civil: The sword and the Shield; The Mitrokhin Archive de Cristopher Andrews y Vasili Mitrokhin.Por desgracia nunca traducido al castellano.Del general Maximoff, no es un alias, que también menciona Pedrero junto a Orlov y Kotov, su presencia en España esta poco estudiada. Según mis informadores rusos conectó muy mal con el coronel Rojo, siendo muy comentadas entonces sus agarradas. Se le ordenó regresar a Moscú a finales de 1937 y a su llegada fue juzgado y fusilado.

  29. el rufián melancólico

    ¡Vaya. Empírico! jugamos con las mismas cartas, eso esta muy bien.

  30. Sexto Empírico

    Rufián, me alegro de la coincidencia y de que esté tan bien informado. Por si acaso no los conoce tres fuentes adicionales sobre Eitingon son:Mosaico Roto de las hermanas Abramson (incluye un buena foto de Eitingon).The Venova Secret de Romerstein y Breindel. Muy ilustrativo sobre las relaciones de Eitingon con Grigulevich.The March of Time de Alexander Orlov (debe ser leido con cierta precaución, ya que suele mentir).Y ya que estamos en ello. Es muy interesante tambien la conexion que hay entre Eitingon, Orlov y sus agentes y la muerte de Hans Breimler, el comunista aleman. Murió exactamente igual que Durruti, en la Ciudad Universitaria, de un tiro por la espalda, a la altura del corazón, sin aparentes testigos, acompañado sólo por un agente que le mató y, posteriormente, con un funeral y un entierro en “olor” de multitudes.

  31. el rufián melancólico

    Sí, conozco el libro de de las Hermanas Abramson, las Kondratieva. Vivía hasta hace poco una de ellas, Adelina, creo que se llamaba. A través de Dolores Cabra que había depositado los fondos conocidos como “Guerra y exilio” en el Archivo Nacional de Cataluña, un tesoro, intenté contactar con ella. No lo conseguí. En lo del libro que hace referencia Grigulevich me ha dado usted en el higado. No lo conozco y el asunto como comprenderá me interesa mucho. El Astrónomo es el que ha seguido más la pista de Grigu, como él le llama.Cuando los comunistas españoles en el exilio moscovita se preguntaban unos a otros entre bromas ¿sabes quien mato a Nin? la respuesta era un yo, sí, que sonaba a Josif.Josif Grigulevich, Jose Ocampo. Gracias por la pista .

  32. Astrónomo

    Sexto Empírico: gracias por su referencia al archivo de Salamanca, con datos que ignoraba. A su bibliografía sobre Eitingon cabría añadir la obra de Luis Mercader (“Ramón Mercader mi hermano”, E. Calpe. 1990), que se refiere con cierto pormenor a las prolongadas relaciones de Eitingon con Caridad del Río.Sobre Beimler me mostró el librero Gulliver (Madrid) un libro-homenaje publicado en España tras su muerte; lo firma el comunista Perucho. Por otra parte, no sé si en diciembre del 36 los comunistas habían empezado ya la purga ibérica… Sirvan estos excursos para entretenimiento de estudiosos. Confiemos, entre tanto, en que el Rufián cumpla y, entre un inciso y otro, nos cuente su historia.

  33. Bremaneur

    Algo, y nada bueno, debió dejar dicho Villarreal a los del SIM de sus impresiones respecto a mi familia y a mí misma, porque una tarde Pedrero me invitó a dar un paseo con él hasta su finca de Chamartín, donde vivía, y después de merendar, me dijo:– ¿Por qué no te mudas de casa? La gente con quien vives no es recomendable. Villarreal no salió de allí bien impresionado.– ¿Te dio alguna queja?– No, ni nada grave nos dijo en concreto; pero creo que no son muy adictos al régimen tus parientes; sobre todo, tu primo Josechu y tu tío Vicente.– Mi tío Vicente, sí, es algo “derechoide”, aunque nunca se ha metido en política; pero mi primo Josechu es izquierdista cien por cien. Lo que pasa es que el pobre está tuberculoso y, además, parece una paranoya que le incapacita por ahora para actuar. Puedes creerlo.– Y lo creo; pero múdate de casa. Te lo aconsejo por tu bien. Además -añadió mirándome muy fijo, como queriendo transmitirme las ideas, más que las palabras- si se descubre que algún pariente tuyo es más activo de lo que tú supones, estando tú lejos, puedes avalarlo sin compromiso. Si la inculpación es leve, nada pasará. Si es grave, le pasará a él, pero no a ti. ¿Comprendes? No a ti, que si no sigues con ellos podré salvarte, pero si continúas en la misma casa nada podré, pues por encima de mí están los comunistas, y sobre ellos Orlow, y detrás el Komintern. Múdate de casa, créeme. Múdate de casa.Regina García. <>Yo he sido marxista<>.

  34. Bremaneur

    Pedrero, el jefe supremo del nuevo organismo, era un hombre extraordinariamente inteligente, sagaz, frío en apariencia, pero de sentimientos concentrados, como lo prueba la misma debilidad que por mí sentía, pues, según decía, yo me asemejaba tanto a su madre, muerta cuando él todavía era un niño, que al oírme hablar le parecía escucharla a ella. Ese era el secreto de mi influencia con Ángel Pedrero, que jamás me negó favor alguno, de la clase que fuese, y al que, por esta razón, deben la vida muchos de mis protegidos durante la guerra. Pedrero, como jefe supremo del SIM, era todopoderoso en la España roja. La policía especial del Estado tenía jurisdicción sobre todos los organismos y personas, por elevadas que estuviesen, y en aquella etapa de hambre el SIM contaba con unos depósitos de víveres que para sí quisieran las intendencias mejor abastecidas de la época normal.Por esta razón, el general Miaja, hombre de apetito voraz y glotonería conocidísima, recurrió a él cuando la Administración Militar le puso reparos a los pedidos de suministros formulados por la célebre “posición Jaca” para abastecer al Estado Mayor Central. Pedrero designó al capitán Sánchez como delegado suyo para tal menester, y a partir de entonces, en la “posición Jaca” se comía principescamente, y nuestros suministros mejoraron de modo notable.Regina García. <>Yo fui marxista<>

  35. Bremaneur

    Un día, precisamente era el de Navidad, vinieron a visitarme otros amigos, que me rogaron:– Haz algo en favor del doctor Llopis. Le han llevado los del SIM a San Lorenzo, y le están martirizando de un modo horrible. Ayer le preguntaron si quería morir de frío o de calor; y al decir que de frío, le desnudaron y le estuvieron echando por encima, de cuarto en cuarto de hora, cubos de agua helada. Ha quedado paralítico y está sordo.[…] como siempre, acudí a Pedrero.Como siempre, también, me recibió en seguida y me atendió con solicitud cordial. Al oír mi relato se indignó, creo que sinceramente.– Son cosas de Sanchís, el jefe de interrogatorios -me dijo. Es un tigre. No sé cuándo voy a zafarme de él. Me tiene harto.– ¿Por qué no le destituyes? ¿No eres tú el jefe supremo del SIM?– Eso parece; pero Sanchís es el policía que el comunismo pone a la Policía por orden de Moscú. Y tiene unos procedimientos inadmisibles, como ese que me acabas de denunciar.Regina García. <>Yo fui marxista<>

  36. Bremaneur

    Luego copiaré el fragmento en que Pedrero le ofrece una joya a Regina y se le declara hablándole del complejo de Edipo. Aquí, para quien no lo sepa y se impaciente, se trabaja a golpe de tecla.

  37. Bremaneur

    Un par de cosas:– Las entradas se titulan “Desmemoria de García Atadell, Paracuellos y Amor Nuño”. Hasta ahora sólo hemos hablado de Atadell y sus satélites. Tengan paciencia. No queremos que las entradas se alarguen, sobre todo por el trabajo que supone para los que copiamos y editamos -mal que bien- los textos. Los más largos están escaneados, pero eso también lleva su tiempo. Agradecería cualquier aportación al respecto, como la que hizo el amigo Antonio. – Me gusta, y creo que es la mejor manera de acercarse a una época, que este asunto se construya como una red, uniendo hilos. Vamos de un lado a otro, poniendo la lupa sobre un nombre, sabiendo lo más posible sobre él, y ayudando a construir esta tela de araña. Con paciencia, conocemos poco a poco detalles mientras no se pierde de vista lo vastas y complejas que fueron esa época y esa sociedad. Por encima de todo, el alma humana, que vamos radiografiando sin juzgar demasiado.– Astrónomo, Sexto Empírico, muchas gracias por sus aportaciones. Estoy pensando que, si me dan las fuerzas, podría crear una página con bibliografía crítica de cada uno de los temas reseñados. Creo que sería de gran ayuda y aportaría algo de orden a este maravilloso desorden.

  38. Astrónomo

    Bremaneur, muchas gracias por echar la tarde a transcripciones.En cuanto a la creación de una página de bibliografía (¡y además crítica!), su generosidad como anfitrión sería excesiva. Y la devoción correría el riesgo de convertirse en obligación. No se preocupe, que los interesados tomamos buena nota de los libros citados.Sexto Empírico: ¿”The March of Time” son las memorias de Orlov a que se refería como inéditas Gazur en “The FBI’s KGB General”? Dígame, por favor, si a su juicio el libro aporta algo interesante y con visos de veracidad que no se supiera ya. Muchas gracias. ¡Ah! Agradeceré cualquier referencia o información sobre Grigulevich. Espero que algún editor saque en una lengua accesible para mí la biografía que publicó en ruso hace 3 años Nil Nikandrov.

  39. Sexto Empírico

    Rufián, ya que el Informe Venona ha picado su interés, siga la pista del mismo. Aparecen muchos datos interesantes sobre Francisco Anton, Uribe, Mije, Hernandez y ¡como no! Margarita Nelken (alias ‘Amor’). Internet puede ser una buena fuente, además del libro ya mencionado.Les dejo, me voy a trabajar.

  40. Sexto Empírico

    Astronomo,El libro de Orlov y el de Gazur son practicamente el mismo. Gazur lo escribió con el de Orlov al lado.No conozco la biografia de Grigu mencionado, pero imagino que es una biografia oficial.Algun dato interesante sobre Orlov aparece en Deadly Illusions de Costello y Tsarev.

  41. Bremaneur

    Sexto Empírico dijo…Rufián, ya que el Informe Venona ha picado su interés, siga la pista del mismo. Aparecen muchos datos interesantes sobre Francisco Anton, Uribe, Mije, Hernandez y ¡como no! Margarita Nelken (alias ‘Amor’). Internet puede ser una buena fuente, además del libro ya mencionado.***Ya he encargado el libro. ¡¡¡Amor!!!

  42. el rufián melancólico

    He salido a resolver ciertos asuntos con el marqués y llegó ahora a mi cubil.Gracias por traernos a Regina , Bremaneur. Voy a leerme los comentarios.

  43. Bremaneur

    Otra tarde, Pedrero, a solas conmigo en su despacho, sacó de la caja fuerte empotrada en la pared, una pequeña caja de acero, que me puso en las rodillas. – Ábrela -me dijo- y verás un tesoro de “Las mil y una noches”.[…]– Son las reservas que tenían los facciosos de la “quinta columna” escondidas en la Embajada de Turquía- me aclaró Pedrero. Mis hombres lo supieron, y aquí están. ¿Te gusta alguno de esos pedruscos?– Me gustan todos -respondí sincera.– ¡Mujer!… ¡Todos… es un exceso! Pero si eliges uno tuyo es.[…]– Gracias, Ángel; no soy aficionada a las joyas. Me gustan las piedras porque son bonitas; pero no hasta el extremo de comprometerme por llevar una.– ¿Te importaría mucho comprometerme? -me preguntó, mirándome muy fijo.– Mucho más que llevarme uno de esos pedruscos- le respondí, evasiva.– Pues a mí un capricho tuyo me importa más que todos los compromisos- replicó en tono cálido.– ¡Camarada jefe del SIM…!- dije, intentando dar a mis palabras acento de comicidad burlesca; pero él me interrumpió: – En estos momentos el jefe del SIM y el hombre están a tus pies.– Ángel -le dije con seriedad- muchas veces me aseguraste que tu afecto por mí se debía al parecido que me encuentras con tu madre. Yo me confié en esto, y ahora me hablas de una forma que me hiere.De nuevo me interrumpió:– Y tú, tan culta, que has leído tanto, que conoces a Freud, ¿te sorprendes de hallarte ante el complejo de Edipo? Sí, a veces, me recuerdas a mi madre; pero eres joven, eres guapa, sugestiva, y yo soy un hombre…– Demasiado impresionable -le interrumpí a mi vez. Te dejo, Ángel, y lamento que me hayas hablado como lo has hecho.– ¿Te vas?– Sí.– ¿Volverás?– No lo sé. De ti depende.– Pero escucha -insistió-. ¿Qué te impide ser feliz conmigo? Yo te quiero…– No sigas. Demasiadas mujeres hay en tu vida para que a mí me halague ser una más.– Tú no puedes ser una más, porque eres diferente a todas.– Sí, como la corza que tienes en el jardín de tu casa, que, según dices, te agrada porque es un animal diferente a los que hay en los demás hoteles del vecindario.– ¡Qué cosas dices!– La verdad. Bueno, Ángel; adiós. Se me hace tarde.– Pero, al menos, amigos. ¿Verdad?– Te repito que de ti depende.– ¿Vendrás mañana?– No lo sé.– Ven, y así me demostrarás que no estás enfadada.Fui al día siguiente, y conociendo la disposición de ánimo de Pedrero hacia mí, supe utilizarla, siempre en beneficio de mis amigos de Falange Española, que en mi casa seguían reuniéndose.Regina García. <>Yo fui marxista<>***Como telenovela no está mal, y el detalle de la corza en el jardín de Pedrero es todo un hallazgo. Lo desconozco todo de esta Regina García e imagino que este libro es una especie de descargo de conciencia y que hay que tantearlo con cuidado, pero ofrece esos nombres que tanto nos gustan para tirar del hilo. Ese Sanchís…

  44. el rufián melancólico

    Una pincelada sobre Eitingon. Volveremos a él.“Nuestras posteriores iniciativas en materia de espionaje partieron tosa ellas de los contactos establecidos y las lecciones aprendidas en España. Los republicanos perdieron la batalla pero los hombres y las mujeres de Stalin la ganaron.(…) Nuestro siguiente encuentro operativo fue en España, desde donde él me introdujo clandestinamente en Francia tras la eliminación de Konovalets en 1938. Eitingon había sido enviado a España en 1936 como “rezident” suplente encargado de operaciones guerrilleras como sabotajes contra líneas férreas y campos de aviación. Ccuando el “rezident” en España, Nikolsky, alias Alexander Orlov desertó en junio de 1938, Eitingon ocupo su puesto. Pude así apreciar la habilidad con que había sabido adaptarse a las condiciones locales. Su falta de interés por el dinero era asombrosa. Nunca consiguió ahorrar un céntimo y todo el mobiliario de su piso era de propiedad estatal. Su sueldo iba a parar a su mujer y a sus hijos, a quienes adoraba.La primera mujer de Eitingon había muerto al dar a luz a su primer hijo, Vladimir, que llegó a funcionario del KGB, pero fue despedido dos veces, en 1951 y 1953, debido a su origen judío. Era jefe de la sección de contraespionaje que se ocupaba de Estados Unidos y Gran Bretaña. Llegó a ser profesor titular y presidente del departamento de economía en la universidad de Voronezh.En Harbin, china, Eitingon se enamoró de la esposa de Vasili Zarubin, Olga Naumova, a la que había conocido en la “rezidentura” y que se convertiría en su mujer. Zarubin estaba entonces a las ordenes de Eitingon como agente de enlace. En los años cincuenta, sin divorciarse de su segunda mujer, Eitingon se llevó a España como esposa a una funcionaria de la sección tercera, responsable de los visados. (…)Tras la victoria fascista en la guerra civil española en 1939, eitingon escapó a Francia donde permaneció un par de meses reorganizando lo que quedaba de su red y dirigiendo a Guy Burgess (nombre en clave Mädchen), miembro del círculo de Cambridge. Burgess pasó entonces a ser controlado por Anatoli Gorsky en Inglaterra. (…)Eitingon era una persona fascinante, capaz de recitar a Pushkin de memoria para ilustrar tanto la insensatez como el heroísmo de la vida cotidiana. Nunca bebía mucho, una copa de coñac le duraba toda la noche. Su afición favorita era la caza, pero no mataba animales; solamente le gustaba localizarlos y seguir sus huellas.Operaciones EspecialesPavel Sudaplatov y Anatoly SudaplatovPlaza y Janes1994

  45. el rufián melancólico

    Excelente, Bremaneur. Aunque el libro de Regina haya sido tan despreciado es una joya.¡Que tipo Pedrero!“en estos momentos el jefe del SIM y el hombre están a tus pies”En el libro de Regina recuerdo que se encuentran también datos de mucho interés sobre José Luis Salado, el mismo que firmaba su sección en LA VOZ ” como “Un ex o. de C.” y que marchó a Moscú con la derrota a cuestas para no volver. Con él Regina es implacable.

  46. el rufián melancólico

    EL ENEMIGOEl objetivo prioritario del SIM que dirigía Pedrero en Madrid tenía un nombre: la Quinta Columna. Sobre la génesis y desarrollo de esta y de las diferentes organizaciones que la componían, de sus éxitos y fracasos, de sus jefes, de sus mártires y agentes, no hay mejor fuente de información, en cantidad y en calidad, que el libro de Javier Cervera: Madrid en Guerra;la Ciudad Clandestina 1936-1939.Fue editado por Alianza Editorial en 1998.De sus páginas quiero rescatar un fragmento que el historiador toma a su vez de José María Carretero, escritor y periodista, más conocido como El Caballero Audaz y que fue un quintacolumnista activo en el Madrid de la Guerra.“…la creo la imprudencia, la refrendó el miedo, le dio vida la persecución, la hizo gloriosa el martirio… Se nutrió de sangre y esperanza, se vistió de andrajos y de uniformes, se “camufló” en las trincheras y sufrió las “chekas”, fue “Inri” y fue bandera. Palpitó en los hogares y se sacrificó en las cárceles; murmuró en la calle y enmudeció en los cementerios; veló en la cabecera de los hospitales, se infiltró en las oficinas del Gobierno y en los centros policiacos, en las Comisiones de Reclutamiento y en los cuarteles; saboteó sin tregua, difundió derrotismo, desmoralizó a los combatientes, agotó los recetarios de los médicos, restando hombres a la guerra roja, creando inútiles para las armas, y llevó, clandestinamente, pan y consuelo a los perseguidos; conspiró y se sacrificó; salvo vidas y se dio generosamente a la muerte..”

  47. el rufián melancólico

    El papel de Pedrero en las postrimerías de la guerra y más concretamente, en el llamado golpe de Casado y en la constitución del llamado Consejo Nacional de Defensa, a pesar de su importancia ha tenido escaso eco. En el libro El final de la guerra de Luis Romero, editado por Ariel en 1976, encontramos su rastro en estos sucesos.“Bouthelier y Mora refieren que desde “Yuste” Santiago Garcés comunicó telefónicamente con Angel Pedrero, jefe del SIM del Centro, pero que éste no le atendió porque estaba de acuerdo con el Consejo. Pretendía Garcés que detuviera a los golpistas mediante un rápido contragolpe y en vista de la negativa de Pedrero recurrió, esta vez por teletipo, al secretario, que se llamaba Octaviano Sousa, y que era comunista o simpatizante: como este último se hallaba ausente de Madrid, fue Pedrero quien recibió el teletipo y le contestó diciendo qque allí todod estaban de acuerdo con el Consejo, con lo cual fracasó la gestión de Santiago Garcés. (…)El mismo día 6 (marzo 1939), a la caída de la tarde y en vista del aislamiento en que quedaba el Ministerio de Hacienda, Cipriano Mera había propuesto a Casado que él podía trasladarse al Ministerio de Marina, donde Pedrero disponía dew de unas líneas telefónicas reservadas que comunicaban con los frentes y con otros puntos, cuya utilización les permitiría romper el aislamiento. con autorización de Csado y acompañado de Pedrero, se trasladó Mera en un automóvil conducido por un ayudante suyo, el capitán Artemio García al Ministerio de Marina, a cuyo edificio llegaron tras tomar las oportunas precauciones, pero sin ser atacados.En el Ministerio de Marina se estableció un segundo puesto de mando; el de Cipriano Mera: esas líneas telefónicas “reservadas” algunos se las atribuyen al SIM y otros a los servicios de aviación; personalmente me inclino por la primera atribución, pues en aquel ministerio teníasus oficinas centrales el Servicio de Información Militar (SIM)

  48. el rufián melancólico

    LA DERROTA EN CHICOTE“Negrín había llegado a tal situación de abatimiento que puede decirse que su proceder era el de un demente. Abandonado de todos y hasta de sus propios ministros, erraba por Madrid completamente trastornado y era frecuente que dejando su coche a la puerta de la Presidencia abandonaba el edificio por la puerta falsa para dirigirse al Bar Chicote donde pasaba largos ratos bebiendo whisky”.Declaración de Ángel PedreroRamo separado nº31. Servicio de Información Militar (SIM)AHN. FFCC. CG

  49. Antonio

    Otra perla de la declaración de Pedrero, que implica a otra “musa” de esta Biblioteca Fantasma, Margarita Nelken.“El gobierno, al marcharse dejó ordenado a la Nelken que se efectuara el traslado de los presos de mas significación a los penales de Chinchilla y San Miguel de los Reyes, y, según supo luego el que declara por manifestaciones que le hizo Girauta, como se trataba de hacer escoltar la conducción por fuerzas de Seguridad y Asalto, la Nelken se opuso terminantemente a ello alegando que tales fuerzas eran indispensables para los servicios de Madrid, y ofreció en cambio un batallón de la Brigada que llevaba su nombre y que por aquellos dias se encontraba descansando en la Capital. Se cometieron los asesinatos de los presos y coincidio esto con la llegada de la anunciada misión inglesa.”…”Supo al día siguiente el que declara por conducto del Ministro de Rumania Sr. Zanesqú que al llegar la visita a Vallecas se encontraron sorprendidos con que en el cementerio o sus alrededores aparecio un grupo de cadaveres muchos de los cuales estaban amarrados.”…”La Nelken trató de justificarse diciendo que se trataba de una expedición de presos que marchaba trasladado fuera de Madrid y los nacionales al ver los autobuses desde sus lineas habian abierto fuego sobre ellos por creer que se trabata de movimientos de fuerzas. Naturalmente esta explicación a nadie satisfizo e incluso debio formular el Cuerpo Diplomatico alguna queja por lo que ha visto.”…”El gobierno retiró a Margarita Nelken de Madrid llevandola a Valencia donde su conducta licenciosa produjo verdaderos escandalos…”

  50. el rufián melancólico

    Fusilamiento de Ángel Pedrero. Para hacerse una idea de la intensidad que alcanzó la represión al finalizar la guerra es obligatoria la lectura del libro: Consejo de Guerra; los fusilamientos en el Madrid de la posguerra 1939-1945.El libro fue editado en 1997 por La Compañía Literaria.Sus autores Mirta Nuñez Diaz Balart y Antonio Rojas Friend han centrado su trabajo en recuperar la nómina exacta de todos los que cayeron, entre el año 39 y el 45, ante los pelotones de fusilamiento en el cementerio del Este de Madrid. Gracias a la partida de enterramiento que se hacía en el cementerio a todos los que en el eran enterrados y a la “A” (Auditoría de Guerra) estampillada en la partida de aquellos que morían fusilados, han conseguido reconstruir, día por día y nombre por nombre la identidad de las 2.663 personas que se comprenden en el periodo 39-45. “A pesar de las dificultades de cuantificar ya señaladas, se han contrastado los libros con las ordenes individuales de enterramiento. de este modo, sin ánimo de elevar a categoría absoluta las cifras obtenidas, es posible afirmar con gran seguridad que la cuantificacíón que se ha realizado corresponde con el número real de fusilamientos legales que tuvieron lugar en el cementerio entre 1939 y 1944. Las inscripciones se inician el 6 de mayo de 1939. Ese día son anotados los nombres de José Delgado Fuentes, Francisco Cuenca Toribio y Francisco Sanz Domínguez. El último registro se realiza el 4 de febrero de 1944, en que aparece el nombre de José Reyes Gutiérrez. Entre esas dos fechas, son inscritos un total de 2.663 fusilados. Septiembre de 1943 fue el único de los 57 meses que transcurren entre mayo de 1939 y febrero de 1944 en el no se produjeron ejecuciones.Los meses inmediatamente posteriores al final de la guerra son los más intensos en lo que a la represión se refiere. Entre mayo y diciembre de 1939 se fusila a un total de 978 personas.Con el paso de los años, el número de fusilamientos va disminuyendo paulatinamente. En 1940 se registra un total de 953, cifra que desciende el año siguiente hasta 280, para continuar bajando hasta 241 en 1942, 207 en 1943 y 4 en 1944.Si se toman en cuenta los días en que se producen ajusticiamientos y el número de fusilados en esos días, se observa que no parece que existiera una norma que regulara las ejecuciones. Hay meses en que durante varios días consecutivos se fusila, Hay otros en que las fechas se distancian considerablemente y, por último, hay algunos en que solo se ejecuta un día. Pero es evidente que se incrementa en torno a las celebraciones de determinados aniversarios. Con respecto a la cantidad de personas que son colocadas frente a los muros del cementerio en esos días, las cifras varían notablemente.” A Ángel Pedrero lo fusilaron el 4 de marzo de 1940. No le acompañó, como era lo más frecuente, otros condenados al paredón, ni siquiera otros altos cargos del SIM encartados en el mismo proceso. En el caso del fusilamiento, un mes más tarde, de los integrantes del comité de Fomento fueron sin embargo 48 personas las que se colocaron frente a las ametralladoras. Ser fusilado en soledad, como Pedrero, era, comprobando las listas que dan los historiadores, un hecho raro y poco frecuente. Una vez fusilado, en el caso de que el condenado hubiese confesado y comulgado previamente el cadáver era entregado a sus familiares. En caso contrario era enterrado anónimamente en las llamadas tumbas de “tercera” del cementerio del Este.

  51. el rufián melancólico

    De las operaciones propuestas por el SIM del centro que dirigía Pedrero hay una que llamó poderosamente mi atención cuando la leí. He intentado recuperarla en su versión original, pero ya no recuerdo el legajo exacto en que se daba cuenta de ella y localizarla me llevaría tal vez un tiempo del que ahora no dispongo. Quizás el Astrónomo que también la leyó, o Antonio, sepa dar la referencia exacta del legajo.En cualquier caso resumo el plan.Enterado el SIM de la celebración en la catedral de Burgos de los funerales del General Mola y de la asistencia a los mismos de Franco y sus generales más destacados planificaron el bombardeo de la catedral para descabezar en un solo golpe al enemigo. El plan fue presentado al ministro de la Guerra Indalecio Prieto que pensó que aquella operación que proponía Pedrero era un delirio. Por si acaso consulto el operativo con los asesores militares rusos que tras estudiarlo con detenimiento confirmaron a Prieto su perfecta viabilidad. Los “Natachas”, decían, podían despegar de sus bases con la gasolina suficiente para realizar la operación y regresar a sus bases. Prieto, ante la importancia de la operación decidió, antes de dar el visto bueno, consultarla con Manuel Azaña, el Presidente de la República, que poco menos lo echó a patadas de su despacho. Bombardear la catedral de Burgos le parecía una barrabasada suprema de imposible justificación ante el mundo.Prieto salió corrido de la reunión y el plan de operaciones de Pedrero fue descartado. Cuando leí esta historia pensé que Ángel Pedrero pudo sin duda , de haberse realizado su plan, cambiar definitivamente el rumbo de la guerra. Los funerales de Mola se celebraron en la catedral de Burgos con la asistencia de toda la cúpula del ejercito franquista y sin novedad alguna.

  52. Bremaneur

    Impresionante asunto, Rufián. No he encontrado en internet ninguna referencia a ese plan de bombardeo. De haberse llevado a cabo, y con éxito, qué duda cabe: el transcurso de la historia de España hubiese sido otro. Sobre el Burgos en la época de la guerra, el funeral de Mola, etc., recomiendo el libro “Doy fe: un año de actuación en la España nacionalista”, del entonces secretario judicial de Burgos Antonio Ruiz Villaplana. Si alguien sabe algún dato más sobre este libro y este autor, agradecería cualquier comentario al respecto.▲ ▼ ▲Respecto a los datos sobre la represión y los fusilamientos… escalofriante. Gracias por darnos esos títulos, Rufián.

  53. Sexto Anónimo

    Rufian,Si no recuerdo mal -y casi estoy seguro de que no-, este asunto es descrito en la memorias del general Juan Perea Capulino en términos semejantes, pero no recuerdo quemencione a Pedrero.

  54. Bremaneur

    Las memorias de Juan Perea Capulino, editadas por Flor del Viento, tienen un índice onomástico. Si alguien lo tiene a mano y quiere echarle un vistazo…

  55. el rufián melancólico

    Antes de abandonar a Pedrero en el cementerio del Este y pasar a la nueva entrega, me gustaría recordar como despedida aquel plan que Pedrero urdió con el corresponsal de la Nación de Buenos Aires en Madrid para vender sus trepidantes memorias al París Soir. ¿Que título las hubiera dado? Algo sensacionalista seguro, y en la fotografía posaría vestido como siempre, impecablemente, con un traje bien cortado y el cigarrillo entre los dedos. ¿Sonreiría? Al final sus memorias, o los restos de ellas, han venido a parar de una manera un tanto arbitraria a esta Biblioteca de aparecidos. Y además lo ha presentado como a él jamas le hubiera gustado. En camiseta. Aún así creo que Pedrero estaría contento. Sus memorias no podían estar en mejor lugar.Volvamos al que nos lo trajo de la mano, a García Atadell, que nos espera impaciente para contarnos las circunstancias de su caída y los avatares sufridos desde el día que fue detenido en Santa Cruz de Tenerife para meses después ser trasladado a Sevilla, donde recibió garrote vil.

  56. el rufián melancólico

    Desconocía la existencia de esas memorias. Conocemos la declaración de Pedrero fragmentada, tan solo aquellos pasajes que utilizó la Causa General.En el archivo del SIMP de Avila se encuentra completa. En otros ramos de Causa General como el 37: Policía (Tomo I y II) aparecen también otros fragmentos largos de Pedrero. Yo lo he leído en Causa General con seguridad. En cualquier caso me haré con las memorias que dan cuenta del plan y miraré también en el ramo del DEDIDE.

  57. Astrónomo

    Bremaneur:En el ISBN español figura una reedición (1977) de “Doy fe…”. Yo sólo conozco la edición original. El autor escapó por Portugal y publicó su alegato en Francia. Es un libro muy interesante. Ruiz Vilaplana, funcionario judicial al servicio de Queipo, cuenta y no acaba sobre la sed de sangre de aquel general y de los oficiales a sus órdenes. Los estudiosos que han escrito sobre las matanzas realizadas bajo el mando del “virrey de Andalucía” lo citan in extenso. (En algún sitio leí que el librero sevillano A. Linares planeaba una edición facsimilar.)Un inciso (otro más): este caso me recuerda al del abogado tudelano Iribarren, secretario de Mola y posteriomente erudito local. Cuenta en sus memorias el guipuzcoano José de Arteche que, ya en los años 60, Iribarren le reveló que había escrito unos recuerdos sobre Mola y la matanza de rojos en Navarra (unos 2.800 asesinados en una provincia en que no hubo combates). No sé de nadie que los haya leído, y el propio Iribarren decía ser incapaz de revelar los nombres de los responsables, “pues sus hijos y descendientes los adoran”. Estos responsables serían por una parte los representantes navarros de la comunión tradicionalista, y por otra los falangistas pamploneses de “la Escuadra del Águila”, Si alguien puede saber más de este asunto es el escritor Sánchez-Ostiz. En cuanto al plan de bombardear a las autoridades reunidas para despedir el cadáver de Mola, lo que sé concuerda básicamente con lo que cuenta el Rufián. Con una variante: no se bombardearía la catedral de Burgos, sino la comitiva fúnebre en su camino hacia el cementerio. Pues los servicios de información madrileños conocían en detalle su horario y recorrido.Rufián: antes nos dijo que Atadell fue fusilado, y ahora que fue agarrotado. Aclárese.

  58. Bremaneur

    Gracias, Astrónomo. Mi edición del libro de Ruiz Villaplana es de 1937, publicado en Buenos Aires. Una lectura muy recomendable, por cierto.Cuando habla de las memorias de José de Arteche… ¿se refiere a El abrazo de los muertos?Y una pregunta más. Hay un libro sobre Mola escrito por un tal Ino Bernard. No sé de dónde diablos saqué la idea de que este Ino Bernard era un español llamado realmente Constantino Bernardo, o algo por el estilo. ¿Alguien tiene alguna idea?García Atadell murió en el garrote vil.

  59. el rufián melancólico

    Me debió sorprender el lapsus con el carajillo y el “cigarrito ” entre las manos. Ya sabe que algunos de mis deslices obedecen al dopaje. Disculpas,Agarrotado.

  60. el rufián melancólico

    Astrónomo. (con acento gallego) No me haga contrainformación. ¿Donde dije que Atadell fue fusilado?¿No será usted el dopado?

  61. el rufián melancólico

    Debían ser unos ojos de lince los pilotos y artilleros de los “natachas” para precisar tanto el objetivo de sus bombas.En cualquier caso, Pedrero fue muy inteligente en su relación con los rusos y también con el PCE, bastante más sutil de lo que refleja su interrogatorio. Yo creo que de hecho no mostró sus cartas hasta el final, hasta el golpe de Casado. Tenía que contar que las otras jefaturas importantes, Barcelona y Valencia eran muy poderosa y de obediencia comunista. Otro nombre que no debe faltar es el del jefe, más simbólico, que otra cosa, del SIM en todo el Estado Republicano. El socialista Santiago Garcés, uno de los que iba en la camioneta de asalto donde murió asesinado Calvo Sotelo. ¿ Que sería de él?

  62. Astrónomo

    Rufián, no merece la pena que busque el pasaje en que da usted a Atadell por fusilado. Además me azora usted: ¿doparme yo, que ni fumo ni bebo ni juego al balón y me paso las noches escrutando las estrellas desde el carrer de les Flors?Y ahora, Bremaneur, pasemos a los solaces bibliográficos. Parece que la 1ª ed. de “Doy fe…” se hizo en Barcelona (1937), y luego (1938) en París, Méjico, La Habana, B. Aires… Internet revela la existencia del libro de Ino Bernard (“Mola, mártir de España”, Granada, 1938), que no conozco; ver referencia y foto en: http://www.todocoleccion.net/mola-martir-espana-por-ino-bernard-1938-primera-edicion-guerra-civil-espanola~x4445302Iribarren publicó durante la guerra dos libros sobre Mola. El primero es de una rareza extraordinaria, pues como cuenta su autor en unos folios fotocopiados que circulan por ahí, toda la edición (menos 3 o 4 ejemplares) fue recogida y destruida. Del 2º, bastante conocido, se hicieron varias ediciones en Zaragoza. Sobre Mola hay además un libro reciente (y muy flojo) del periodista Fermín Goñi, titulado “El hombre de leica”.Las memorias de Arteche se titulan “Un vasco en la postguerra” (1977) y se caracterizan por la piedad católica con que el autor se autocensuró para “no hablar mal de nadie”. “El abrazo de los muertos. Diario de la Guerra Civil 1936-19039” fue durante muchos años un libro inencontrable, pues las autoridades de la época (1970) sólo permitieron una tirada de 300 ejemplares. Últimamente se ha reeditado suelto y en las obras completas de Arteche publicadas por no sé qué institución vasca.

  63. Reinhard

    El libro de Goñi es más que flojo: es tremendamente tendencioso y está plagado de divagaciones, conjeturas, hipótesis…..Al final, se habla casi más de Franco que de Mola.

  64. Anonymous

    ¡EMILIO MOLA! ¡PRESENTE! días después de la muerte de Mola Manuel Machado publicó en ABC de Sevilla el siguiente poema. Hagan el favor de leerlo con la voz trémula de patriotismo y emoción.Morir por la Patria noes morircon que no se ha de decir que Emilio Mola murió.Ni se diga que cayóquien se ha alzado eternamentea la gloria refulgente de la historia…mientras repite la gloria:¡Emilio Mola! ¡Presente!

  65. Anonymous

    Astrónomo. Gracias por su erudición bibliográfica.¿Conoce la biografía sobre Ramón, el hermano de Mola?Creo que la escribió un tal Féliz Maiz y lo busco sin éxito desde hace tiempo. Muchas gracias.

  66. Anonymous

    Olvidé mencionar otro libro del que me gustaría tener alguna referencia.General Mola (El conspirador)Su autor fue el general Jorge Vigón.Gracias nuevamente

  67. Alterke

    Antonio y el rufián olvidaron citar un par de líneas de la declaración de Ángel Pedrero. No deben faltar en su silueta pues brillan como las gemas de Atadell.“Para la creación de este servicio (SIM) se inspiró el que declara en el Intelligence Service Inglés por lo que respecta a la sutilidad de los procedimientos, y en la Gestapo alemana por cuanto a la ilimitación de poder se refiere “

  68. Bremaneur

    Astrónomo, gracias de nuevo por la información. Me ha dado una alegría al darme el dato de los 300 ejemplares del diario de Arteche. Hace pocos meses conseguí uno en el Rastro.Anónimo, mañana buscaré referencias sobre esos libros, a ver si hay suerte y encontramos algo.

  69. Astrónomo

    Bremaneur: Lo de Ino Bernard = Constantino Bernardo sería el residuo de algo muy característico de la época: se tendía a “no significarse”, dado que la pelota todavía estaba en el tejado y no se sabía por qué lado caería…Mi enhorabuena por su 1ª ed. del libro de Arteche. Los avatares de esa edición y el enorme impacto que causó en Guipúzcoa están muy bien explicados por el propio Arteche en “Un vasco en la postguerra”. Este libro de memorias impresiona por el vigor y la elegancia moral. Ay, si los católicos españoles de la época hubieran sido como él… Arteche logró permiso en los años 60 para abrir una fosa de paisanos vascos asesinados. En la vida literaria tuvo mala suerte. Le tocó hacer la guerra con los nacionales. Luego, teniendo vocación de escritor (su lengua materna era el vasco) hubo de escribir en castellano y publicar en “La Voz de España” (la prena del Movimiento en San Sebastián). De modo que los nacionalistas vascos le tenían por traidor y los franquistas no se fiaban de él y lo tenían castigado… En cualquier caso, sus memorias son magníficas Anónimo: No me suena que Mola tuviera un hermano biografiable. Sobre Félix Maíz, colaborador y panegirista de Mola:http://findesemana.libertaddigital.com/mola-frente-a-franco-1276234259.htmlMola era bastante grafómano (recuerde los libros que publicó durante la República). Y a su muerte un general muy adicto a Franco (¿García Valiño?) birló de su escritorio los apuntes que había ido tomando desde el principio de la guerra. El libro de Vigón sobre Mola pertenece a una curiosa colección de la editorial AHR. Se trata de una serie de libros sobre los generales de Franco escritos en su mayoría por negros y firmados por… generales de Franco. El editor hacía un negocio redondo, pues el prestigio de los fimantes le garantizaba buenas ventas, empezando por la red de bibliotecas del Estado… La mayor parte de sus títulos trasudan una ranciedad muy de la época. Y, desde luego, carecen de valor histórico y visión crítica.Y para acabar con esta ración de bibliografía, un libro curioso de otro navarro metido en la guerra: “Memorias de la conspiración”, de Lizarza. Este personaje, otro civil que actuó como enlace de Mola antes del 17 de julio, fue apresado cuando el avión en que se dirigía a Portugal con un mensaje de Mola para Sanjurjo tuvo que aterrizar en no recuerdo qué ciudad castellana, donde fue apresado por las autoridades republicanas. Meses más tarde, habiendo logrado liberarse, tropezó en Valencia con un paisano que le reconoció: el comunista Monzón. Éste no le delató, sino que favoreció su huida en un barco. A cambio le pidió que hiciera algo por la liberación de su hermano, encarcelado por los nacionales. Lizarza se comprometió. Pero al parecer, una vez en zona nacional su memoria flaqueó, pues olvidó su compromiso…Y basta ya de deliquios librescos. Pero en algo ha de entretenerse uno mientras espera a que el Rufián aborde por fin el capítulo de Paracuellos y Amor Nuño.

  70. el rufián melancólico

    Astrónomo. Hemos de acompañar aún a Agapito hasta su gólgota en Sevilla. Lo de las numerosas misas que dejó encargadas a Piedaiña por la salvación de su alma es página indeleble. El interés que puso Queipo por saber con que entereza se sentó en el siniestro garrote también. La próxima entrada será su despedida. Luego presentaremos por fin a Amor Nuño.Para que no se desanime en la espera le adelantaré algo: En el libro “La dominación Roja en España; Causa General ” se menciona a un agente soviético de importancia que atendía sus delicados asuntos en el hotel Gaylord´s. Aparece bajo el nombre de Coto. Revisando los legajos del ramo de Policía (Tomos I y II) las menciones a él son más explícitas y repetidas.Coto…. ¿Kotov?

  71. Anonymous

    Rufián me tiene usted en ascuas. ¿Sale hoy o sale mañana el nuevo capítulo? ¿Hay testigos de como murió Atadell?

  72. Astrónomo

    Rufián: A partir de las comunicaciones soviéticas descodificadas por los servicios de información estadounidenses (proyecto Venona) se hizo una lista interesantísima. Lista que recoge una cantidad impresionante de identidades, nombres y alias de agentes soviéticos activos en los años 40 en el continente americano.Los hallazgos son curiosos. Por ejemplo, Amaro del Rosal era “Cowboy”. ¿Quién sería Stanislav Vaupshasov (“Alfredo”), de quien se dice que era “asesor jefe soviético de los españoles”? La lista puede consultarse aquí: http://www.johnearlhaynes.org/page66.html

  73. Astrónomo

    Anónimo: Es posible que se hable del hermano de Mola (el capitán Ramón Mola Vidal, que se suicidó en Barcelona al fracasar la sublevación del 36) en un libro reciente que aún no he podido consultar: Félix Maíz, “Mola frente a Franco” (Eds. y Publicaciones Laocoonte, Pamplona, 2007).

  74. el rufián melancólico

    Gracias Astrónomo. Un verdadero tesoro lo que guarda Johnearlhaynes.org Acabo de entrar en la página y no doy crédito.¿Por donde empezar? Que Amaro del Rosal estaba cerca de los soviéticos se sabía, pero que era GPU y “cowboy”…Amaro del Rosal ,como ya sabe, venía del sindicato de Banca y era el máximo experto de la UGT en estos negociados. Cuantas sorpresas.Otra más, la corrupción de los nombres que se daban los soviéticos al ser recordados años después por los testigos. Si Coto es Kotov, entonces Pancho… ¿puede ser Sancho? Si así fuera el rastro de Gorev en el Gaylords se aclararía y… mejor esperar.Les adelanto a los impacientes que Bremaneur se encuentra ya en la sala de maquinas dando los últimos retoques a la próxima entrada. Vayan afilando la lengua.

  75. Sexto Empírico

    Astronomo,Felicidades por encontrar la pagina de haynes con las transcripciones de los telegramas qu ehabia capturado el FBI. Ahí aparece ‘Amor’.Stanislav Vaupshasov fue uno de los ayudantes de Orlov en España, fue el que dirigio la construccion de un crematorio donde hacian desaparacer a mcuha gente. Durante la segunda Gerra Mundial, fue nombrado heroe de la Union Sovietica. Su alias en España era Dubrovin.Con respecto a Pedrero y su propuesta a Prieto de hacer una operación especial durante el funeral de Mola, quien la describe es Orlov en sus memorias The March of Time. No menciona a Pedrero y si a Prieto. Según Orlov, fue Prieto quien se la propuso y todo estaba preparado para llevarla a efecto. NO se hizo porque Pietro se la contó unos dias antes a Julian Zugazagoitia, quien se opuso ferozmente. Según Orlov porque era Catolico. Posteriormente Azaña le dijo a Orlov que España era un país católico en la que no se entendería bien tal accion. (ver el capitulo 17 Death of General Mola). Así pues, no fue Perea quien también mencionaba la acción contra Franco y los generales, sino Orlov. Disculpas por el desliz (memoria traidora).Orlov’s assisstants in Spain, Stanislav Vaupshasov (aka Soviet attache ‘Dubrovin’), ran an especially built crematorium where many people disappeared. Vaupshasov became a Hero of the Soviet Union during WWII.

  76. juan

    esto que he leydo es regpunnate a lo que fusilaron la justicia franquista despues de la gerra cunto miedo pasateis pensando que los aliados os hiban coger y meter en prision y despues que es lo pudo pasar un pequeño comentario me lo conto mi padre era de la quinta del cuerenta sirvio en el bando nacional cuando miaja dio el ataque en cordoba algunos falanjistas llegaron corriendo asta jerez jeje eran valiente en el frente igual que en la retaguardia

Los comentarios están cerrados.