La biblioteca fantasma

Un Comentario

  1. Lumpen enamorada de Cronopio

    Gracias por ser valientes. Gracias por denunciar dando la cara lo que pretenden silencionarnos. Gracias por decir las cosas como son.Ayer sábado vi la película de Iñaki Arteta “El infierno vasco” en el cine Alexandra de Barcelona. Eramos 14 en una sala de 150. Yo me marché triste porque pensaba, ilusa de mí, que el respeto, admiración hacia las víctimas del terrorismo en Barcelona, en España cada día crece y que la sala estaría llena hasta la bandera. Me equivoqué.Salí con lágrimas en los ojos, con lágrimas de dolor, de pena, de rabia porque en un pedacito hermosísimo de España no hay libertad. Pero, no nos engañemos. En toda España no existe libertad si se permite que en determinadas regiones no podamos decir lo que pensamos y si lo decimos seremos perseguidos. En Cataluña, las libertades están tan cercenadas como en las Vascongadas. La diferencia, el nacionalismo catalán no empuña una pistola. Aquí no hay muertos por violencia nacionalista catalana, aquí nos estamos muriendo como sociedad poco a poco con la maldita lluvia fina y tóxica del nacionalismo de izquierdas, alumno aplicado de la derecha catalana pujolista. Una frase de la película-documental “… campo de concentración lingüístico…”

Los comentarios están cerrados.