La biblioteca fantasma

Jon Juaristi no vuelve a Vinogrado (II)

Como ya sabeis, Jon Juaristi no puede presentar “Voces para una enciclopedia interrumpida”, su último libro, en Bilbao. De hecho, no ha podido presentar ninguno de los que ha escrito en los últimos años por una razón que todos conocemos: corre peligro. Ahora es distinto. Su vida sigue estando en juego, pero esta vez ha decidido acudir pertrechado de guardaespaldas a lo que él llamó boca de sombra y que no es otra cosa que la boca del lobo.


Imagino que la presentación del libro se hace en Bilbao porque el libro trata de Bilbao. Y hasta fotos, tiene. De Eduardo Momeñe, que no es manco. Lo lógico, piensa uno, es que un libro así escrito por gente así se pudiera presentar sin ningún problema en esa ciudad. Cuando digo ningún problema obvio el de los asesinos y me refiero a los puramente logísticos: basta encontrar un local y reunir a unos cuantos periodistas.


Por lo que parece, El Correo, uno de los principales periódicos de la villa, si no el más importante, se niega a cubrir el acto. Los motivos se me escapan. El libro se está vendiendo ya pero todavía no se ha reseñado en ningún diario, y eso que el Abc lo tiene desde hace ya semanas. Lo natural, ya que no se ha hablado de él hasta ahora, sería que se hiciera tras la presentación, pero el hecho es que un periódico, y por ende unos periodistas, se niegan a hacerlo.


Uno de esos periodistas, Iñaki Esteban, escribió a Germán Yanke, que era quien tenía que presentar el libro, explicando la negativa a comparecer en el acto. Lo encuentro inconcebible y además repugnante, habida cuenta de que, ya sea veto o censura, quien lo ejerce no forma parte, teóricamente, de quien quiere expulsar a Jon Juaristi de lo que él llama su ciudad natal.

Pero es que Bilbao es un sitio muy raro habitado por gentes aún más raras. Recordad aquella memorable ocasión, cuando una muchedumbre de simpatizantes del Pnv fue rodeada y asediada por un grupito de cuatro o cinco constitucionalistas, uno de los cuales golpeó feroz y rabiosamente con sus testículos el pie de un pobre nacionalista (así vino a contarlo Gorkataplines en el blog de Santiago González). Yo creo que en esa villa hay miedo. Pero no tanto al pistolero capaz de pegarte unos tiritos y quedarse tan pancho como miedo a Juaristi y lo que él significa.

Un Comentario

  1. gorkataplines

    Este también estaba < HREF="http://blogs.periodistadigital.com/hablandoenplata.php?s=no+vuelvo&sentence=AND" REL="nofollow">allí<>

Los comentarios están cerrados.