La biblioteca fantasma

¿Richard el Rojo?

He comprado un libro de fotografías de Willy Römer. Una de ellas retrata a un vendedor de periódicos (Zeitungsverkäufer) que, por las trazas, me recuerda a uno de los personajes que Joseph Roth retrata en sus crónicas berlinesas: Richard el Rojo. ¿Puede ser él?

* * *
(Comentario del 2.09.2008)

Pues me temo que no es Richard el Rojo. Si bien Roth describe a un vendedor de periódicos algo desastrado, su principal característica es una joroba. Olvidé esto al escribir la entrada. Si no fuera por esa peculiaridad, y atendiendo a la caricatura de Walter Trier, insistiría en que este vendedor es el que describe Joseph Roth.

  1. Lola

    Algún me tendrá que contar de dónde saca Vd. este material tan extraordinario … No hay quién le discuta nada!Me encantaba la idea de que fuera “Richard, der Rote”. Por cierto, y que Dios me perdone … pero no me negará que de perfil se parece escandalosamente a nuestro ínclito Fito N`Gouma … 🙂

  2. Bremaneur

    Jawohl! Efectivamente, parece Fito N’Gouma en sus inicios en La Voz de Galicia. Las cosillas estas las saco de aquí y de allá. La próxima entrada será todavía más cutre. Espero tenerla lista esta noche.

  3. rouletabille

    es muy dificil descartar la existencia de una joroba en una foto de frente. Hay indicios que de darse apoyan la presunción de que el sujeto tiene joroba como serían unas piernas escuchimizadas en una persona que tuvo poliomielitis de joven, pero eso solo sucede en un porcentaje de casos. O bien una cabeza que da la impresión de ser más grande de lo que correspondería a la altura de la persona, lo que tampoco sucede en este caso. Vaya usted a saber. Con los datos que nos proporciona la fotografía no podemos demostrar la inexistencia de la joroba.

  4. Bremaneur

    No sé, parece que tiene los hombros muy rectos. De todas formas, en la caricatura Richard viste con corbata o corbatín. Sigo dudando…

  5. Anónimo

    Es altamente improbable. En todo caso, hay que revisar la fecha de la fotografía y aquella de la crónica (1923).
    Por cierto, a Richard se le describe como camarero encargado de los periódicos en un restaurante, no como vendedor de periódicos. En fin, interesante conexión.
    Saludos.

Los comentarios están cerrados.