La biblioteca fantasma

Curiosidades anarquistas

Eduardo de Guzmán merecería una entrada propia en la Biblioteca Fantasma. Por ahora le hacemos hueco a la traducción al sueco de su Madrid rojo y negro. Fue editado en Estocolmo por Federativs en 1939 y el traductor es Rudolf Berner. El libro, publicado originalmente un año antes, responde en clave anarquista, loando los logros anarcosindicalistas en la guerra, a otro que Ramón J. Sender publicó desde el punto de vista de los comunistas y su papel preponderante en aquellos años pútridos.
Este dibujo pertenece a la obra Estampas de la revolución española, 19 de julio de 1936, de Sim, pseudónimo de José Luis Rey Vila. La poca información que he podido encontrar de este dibujante anarquista es extraordinariamente curiosa. Sus dibujos tienen una fuerza descomunal. Por el momento me entretengo hojeando los dos ejemplares que muy amablemente me han prestado por unos días el Marqués de Cubaslibres y el Rufián Melancólico. Tendrá su propia entrada muy pronto. Lo merece.

  1. el rufián melancólico

    Vivir para ver. Madrid Rojo y Negro al sueco, y que cubierta se gasta…. Me lleva usted de rodillas y atónito por los pasillos polvorientos de la biblioteca, Bremaneur. Mi ejemplar de <>Rojo y Negro<> tampoco es manco, una segunda edición del año 39 publicada en Buenos Aires. La edita el Comité de ayuda y defensa pro CNT-FAI. El libro lo compró un amigo en una subasta de Durán y tras mucho rogar y suplicar me lo cambió por una rara antología de León Felipe con dedicatoria incluida.La única vez que he visto una primera edición del libro fue en la casa de la viuda de Guzmán. Lo guarda como oro en paño.Madrid Rojo y Negro daría para sacar muchas astillas y no solo al personaje principal, Eduardo de Guzmán, sino a otros más oscuros y olvidados que transitan por sus páginas como Mancebo, Val, García Pradas, Amor Nuño..Si la entrada se mantiene unos días les prepararé una sorpresa rojinegra.

  2. Bremaneur

    Rufián, las sorpresas me intrigan muchísimo. La entrada aguantará unos días. Espero que los habituales puedan hablarnos de sus impresiones sobre los anarquistas durante esos años, o sobre las editoriales suecas, o sobre… qué sé yo.El ejemplar de Sim que me prestó se lo devolveré la semana que viene. Muchas gracias, me ha venido de perlas.

  3. Reinhard

    Saludos, Brema, Rufián, et altri.Pregunta: El glamour de anarquistas y comunistas en la Guerra de España, ¿ lo tuvieron desde un principio o lo cosecharon, o aumentaron, gracias a la derrota?

  4. Bremaneur

    No sé si glamour sería la palabra adecuada. Creo que lo cosecharon durante la guerra por dos motivos primordiales: primero porque le echaron cojones y obtuvieron grandes victorias y segundo porque sus respectivos aparatos de propaganda funcionaron a la perfección. Luego, no sé.

  5. Bremaneur

    Piense, Reinhard, que estos libros no lo son tanto de memorias como de propaganda pura y dura.

  6. Reinhard

    En efecto,Brema, son propoganda, pero siempre ha existido una abundante literatura, en el más amplio sentido de la palabra, que ha dibujado a los anarquistas, más que a los comunistas, como una especie de vencedores morales de la guerra.

  7. Bremaneur

    Por supuesto. Las interpretaciones posteriores del papel de las fuerzas republicanas dan para mucho. Usted y yo somos lectores de Arcadi Espada y ya sabemos lo que dice él al respecto. Su opinión me parece canónica. Mi descubrimiento de esta semana ha sido el de los historiadores que justifican los crímenes del bando republicano. A mí es algo que me ha sorprendido. No me lo creía cuando leí la noticia en el Nickcuadra, pero me picó la curiosidad y eché un vistazo a los libros de Reig Tapia. Incrédibol. Pero de todas formas, y como siempre, bajo la hojarasca de la propaganda hay atisbos de verdad. Cuando uno logra encontrar una historia -y no un cuento- donde brilla el alma humana, la emoción es indescriptible. Por supuesto, ocurre en ambos bandos y allá cada cual con el uso que le dé a estos hallazgos. Ahora estoy muy interesado en los bombardeos de Madrid. Fue uno de los detonantes que hicieron saltar la indignación, la rabia y la furia en el pueblo y a muchos les llevó a tomar las armas. Me gustaría escribir algo al respecto. Ahí cargaron parte de la moral que luego otros, pasada la guerra, bruñirán como un trofeo.

  8. Reinhard

    Por cierto, hablando de perdedores con interesantes historias: hoy me ha llegado por correo un libro que recopila los últimos escritos de Robert Brasillach (Poemas de Fresnes) antes de ser fusilado: poemas, cartas,…Ya le contaré.

  9. Gongren

    Reinhard, precisamente estoy leyendo <>Notre avant-guerre,<> las memorias en que describe sus coqueteos con el anarquismo y el comunismo sin por ello abandonar la Action Française de Maurras.Hay otro libro en camino, pero hasta que no me llegue y lo tenga entre las manos, prefiero callar.

  10. Gongren

    Que yo sepa, no. De todos modos, para ponerles los dientes largos, ahí va una nota de los editores:“Este libro ha sido escrito durante las campañas de 1939 y 1940. Nosotros publicamos el texto que debería haber aparecido entonces. El autor ha caído prisionero de guerra. Los meses transcurridos han dejado tan atrás la primavera de 1940 respecto al inicio de 1941 que este libro se ha convertido en un auténtico documento.”Por cierto, Brasillach, en los años veinte, conoció a Jaume Miravitlles, un líder anarquista catalán, mientras veraneaba en Cotlliure. Tal fue su amistad que no perdieron el contacto ni siquiera cuando Brasillach comenzó a colaborar con las SS. (Átenme esa mosca por el rabo.)

  11. el rufián melancólico

    Guzmán no fue nunca anarquista. Originario de un pueblo de Palencia y de una familia de rancio abolengo algo más que venida a menos, no tuvo más remedio que trabajar desde muy joven en “los sapos”. Eran éstos periódicos de muy escasa tirada, entre 50 y 100 ejemplares, que se publicaban con el único objeto de mantener la cabecera. No tenían noticias, ni opinión y solo se nutrían de anuncios. Algunos se encuentran todavía en librerías de viejo, como <>La Tribuna, El Fígaro, El Tiempo<>… Todos los periódicos en ruina se convertían en “sapos”.Su primer periódico de verdad fue <>La Tierra<>, portavoz de aquel republicanismo radical tan olvidado, el de Barriobero, Canovas Cervantes, Eduardo Ortega… la extrema izquierda republicana agrupada en el Partido Republicano Federal. Cuando los anarquistas, o para ser más precisos, los anarco-sindicalistas votaban, como en abril del 31 o en febrero del 36, lo hacían por estas candidaturas y la mayoría de sus abogados, los que los defendían frente a la justicia en sus huelgas, motínes, atracos… pertenecían a este partido.Canovas Cervantes, una biografía siempre pendiente, fue quien llevó al joven Guzmán al a redacción de <>La Tierra<>. Aunque su actitud ante el gobierno de Azaña era muy crítica y de enfrentamiento abierto hoy se sabe que el periódico estaba financiado por Juan March que no perdía comba con tal de erosionar a la República. De <>La Tierra<> pasó a <>La Libertad<>, diario republicano de la mañana de donde saldría al estallar la guerra y de la mano de García Pradas, otro fugitivo del republicanismo, para dirigir <>Castilla Libre<>, el tercer periódico de los cenetistas madrileños tras <>CNT<> y <>Frente Libertario<>. A partir de entonces comienza la derrota libertaria de Guzmán. Otra historia de la que ya hablaremos.

  12. Bremaneur

    <>La Tierra<>. En ese periódico colaboró Gonzalo Torrente Ballester, creo que haciendo críticas teatrales. Torrente era amigo de Guzmán. Juntos vieron el vuelo de Ramón Franco sobre Madrid.

  13. Bremaneur

    Por cierto, la cubierta del libro “sueco” de Guzmán es de “Y”. Eduardo de Guzmán -no sé si sabía esto, Rufián- aparece como personaje en un cuento de < HREF="http://es.wikipedia.org/wiki/Erich_Hackl" REL="nofollow">Erich Hackl<>.

  14. GOTIGOTI

    De cómo se cosecha el glamour.Asesinato de Ramiro Ledesma Ramos.“Era el 2 de Agosto.Habia cenado con su hermano en la glorieta de la Iglesia. No pudieron llegar a casa. Un coche los siguió, los detuvo y se los llevó a la Dirección General de Seguridad en la calle Victor Hugo. De allí pasaría a la prisión de Ventas, donde estaba el otro Ramiro,Maeztu. El mísmo Ledesma se habia identificado rechazando documentos que le pudieran salvar. Entre miserias y sufrimientos, pero con una seguridad de predestinado, Ramiro soportó su cautiverio. En la madrugada del 29 de Octubre por fín lo sacaron al camión. Su muerte fue allí mísmo;iba de la mano de Maeztu,de pronto se soltó ,exclamando: ” A mí me matais donde yo quiera, no donde vosotros queráis:” Y abalanzándose al fusil más cercano quiso arrebatarlo; pero un miliciano disparó el suyo sobre su cráneo que saltó en pedazos. Maeztu se tapó la cara exclamando:”¡Jesús!” El cadaver de Ramiro lo tiraron dentro del camión a los pies de los otros condenados. Marcharon al cementerio de Aravaca donde abrieron una fosa a la que fueron arrojando fusilado tras fusilado” “Recordé que cuando a nuestro común maestro Ortega le comunicaron la muerte de Ramiro dijo: ” No han matado un hombre, han matado un entendimiento.” No sólo un entendimiento,querido Ortega, también a un corazón de héroe”Ernesto Giménez Caballero “Retratos Españoles”.

  15. el rufián melancólico

    Me tienen ustedes mosca con lo del “glamour criminal” de comunistas y anarquistas. Siempre volvemos al mismo punto, la escatología de la revolución. He dedicado al asunto demasiadas horas, he intentado mirarlo de cerca y sin coartadas ideológicas, huyendo como de la peste del cinismo hipócrita de la izquierda y del fariseismo histórico tan al uso en la derecha española. Derecha, hay que decirlo, que también mató lo que quiso y más, pero si uno se llama Ledesma Ramos o Ramiro de Maetzu, el crimen, que lo es, parece más execrable que si el asesinado se llamara José García y fuera éste un albañil, un pocero, o un limpiabotas. El puto anonimato de la miseria.En la ciudad donde nací se daban paseos a diario, paseos que se llevaron por delante a media facultad de veterinaria y a muchos de los maestros y profesores del Instituto de Enseñanza Media. Lo mismo hicieron con los abogados del Estado, o los concejales. De los lideres obreros no quedó ni uno. Ninguno tuvo juicio y antes de darles cuatro tiros en los depósitos de Puente Castro, los reventaron a palizas en aquella funesta Casa del Peregrino. Léanse las palabras del General Mola sobre el uso y abuso del terror y luego hablamos del glamour criminal de militares, curas, falangistas y demás ralea. De nada don Pío. A lo que voy, no le doy a la derecha española en aquel desastre de guerra civil, tampoco se lo doy en los días previos, ni un miligramo de calidad moral y humana mayor que a la izquierda. Quiero recordar que el único político, no hay otro, que pidió públicamente piedad para el enemigo de retaguardia fue Indalecio Prieto. Lo hizo desde los microfonos de Unión Radio para evitar las represalias que traería “lo de Badajoz”. Está en todas la hemerotecas. Recordar también que el único, no hay otro, que desde su cargo de Director General de Prisiones se enfrento a todos y a todo y paró las sacas y las matanzas de presos fue un anarquista , Melchor Rodriguez. ¿Conocen ustedes algo similar en el otro bando? ¿alguna voz? ¿Algún gesto? Yo la he buscado con ahinco y les aseguro que no lo hay. Si me hablan de Atadell, del que por cierto todo el mundo habla y nadie se toma la molestia de conocer de verdad, yo hablo del obispo de Palma, aquel hijo de la santísima que inmortalizó Georges Bernanos en <>Los grandes cementerios bajo la luna<>. Obispo que en la posguerra dejaba morir de hambre a los hijos de las presas mientras éstas no se convirtieran al catolicismo. Las hubo, como Matilde Landa, que se arrojaron por el patio de la galería para no soportar semejante chantaje. Pregunten si van por Mallorca por el recuerdo que dejó el prelado. La maldad, la crueldad, la sevicia, el afán de exterminar al enemigo, sea quien sea y como sea no fue un asunto en exclusiva de la izquierda. Vuelvo a mi ciudad de origen. Cuando era niño todos conocíamos al “Ovejo “, un falangista que presumía y no exageraba de haber dado más de trescientos paseos. Había otros, pero ninguno tan condecorado y admirado. ¿Porque no hablamos de una maldita vez del glamour criminal de los españoles?

  16. Bremaneur

    Bien, Rufián, poniéndonos en nuestro sitio. Amén a todo lo que dice. Acabo de terminar <>Un día de cólera<>, de Pérez Reverte. Es una buena novela y de alguna manera corrobora lo que dice el Rufián. El glamour criminal de los espanholes.(Perdón, escribo desde un cíber con un teclado sin enyes)

  17. GOTIGOTI

    Rufián,usted sabe que demasiada gente tiende a idealizar ese lúgubre periodo que fue la Guerra Civil olvidandose de los crímenes. La incapacidad de muchos para ver el sufrimiento ajeno es lo que me exaspera. Por otra parte, considero que Ledesma Ramos fue un gran hombre y un gran revolucionario y desde luego no lo adscribo a la derecha.

  18. Reinhard

    Sobre el glamour crminal de los españoles escribe mucho, y excelentemente, como siempre, Sánchez Dragó en su obra ” Muertes paralelas”.

  19. Gongren

    Estimado Rufián, pese a ser el último, suscribo cuanto dice de la cruz a la fecha. De un tiempo a esta parte, me siento muy atraído por Drieu –no me pregunte por qué; ni yo mismo lo sé–. Su concepción de la violencia es muy extraña, al menos desde el punto de vista ibérico: no se trata de una cuestión de venganza o de uso abusivo del poder; sino de expiación, sacrificio y redención. La Guerra Civil fue barbarie. El mito fue obra de la propaganda.(Por cierto, recuerdo que en la conversación que tuvimos mencionó un libro sobre el pistolerismo de Falange. ¿Se acuerda del título?)

  20. FHS

    El Rojo y Negro de Guzmán tuvo su contrapunto en el Negro y Rojo de Jesús Hernández, libro de trayectoria paradójica, que sirvió para ajustar cuentas entre comunistas y anarquistas en el exilio, habiendo sido iniciado cuando el autor aún estaba inscrito en la ortodoxia kominteriana y publicado cuando ya había sido arrojado a las tinieblas exteriores. En La Tierra, además de Guzmán, tuvieron cabida –como también se ha señalado- colaboraciones de Sender (por cierto, la semana pasada encontré Contraataque en Iberlibro por ¡4 euros!). En sus páginas vio la luz su reportaje sobre Casas Viejas, Viaje a la aldea del crimen. La Tierra nunca se quitó de encima la sospecha de, bajo su incontrovertible apariencia anarquista, estar sufragada por Juan March. Entre los viejos socialistas de preguerra, y en honor a la vía de Madrid en que se localizaba su redacción, La Tierra era conocida como “la puta de la calle Jardines”.Por cierto, Bremaneur, lo que me encargó ya está en marcha. Pronto le enviaré la respuesta.

  21. Bremaneur

    FHS, sus conocimientos sobre esta época y sus protagonistas son un auténtico <>thesaurus<>, en toda la amplitud de su significado. Lo de Contraataque por cuatro euros me lleva a mascullar un “canalla” en toda regla y con todo el cariño del mundo.Sobre el encargo, sabe que se lo agradezco sobremanera.

  22. el rufián melancólico

    Me he dejado caer por Moyano esta mañana. En las casetas de Paco P., Javier Fernandez y Gulliver cuelgan los carteles de la próxima feria de primavera. Su autor es este año Cesar Fernandez Arias, un buen amigo y un excelente artista. La imagen, ingenua y futurista, es un lector robot en pose Rodchenko que se asienta lupa en mano sobre un muro de libros apilados contra un fondo blanco.De nuevo los azares sospechosos. Gulliver se esfuma sin que nadie de cuenta de sus pasos. El chaval que le ayuda ahora en la caseta se hace el longuis y guarda silencio cómplice ante nuestras preguntas por su paradero. Cuando media hora después aparece el librero lo hace con una sonrisa de oreja a oreja y un paquetón de viejos periódicos bajo el brazo. Sin decir nada lo abre para que lo veamos y … una colección de La Tierra, el periódico del que por aquí ahora largamos. Me quedo estupefacto. Se ha liquidado un centón de viejos periódicos, La Tierra, La Voz, El Sol, Heraldo… casi todos de marzo- abril del 31, de los días de la proclamación de la República. El negocio se ha hecho en la parte baja de la cuesta, llegando a Atocha. Entre tres libreros y un gitano se han hecho el negocio y mientras tanto yo en el lugar equivocado, en la parte de arriba, junto al Retiro, y a los pies de Don Pio mirando basurillas de tablero. Se me queda cara de bobo.Dos joyas vistas sobre la marcha:<>HYLE , Ser sueño en España<> del dadaista aleman Raoul Haussmann. Lo tengo desde hace años y el libro es una maravilla. Cuenta su estancia en Ibiza tras huir de la Alemania nazi junto a su mujer y su amante. Allí les sorprendió el estallido de la guerra y los sucesivos cambios de manos que padeció la isla. Primero nacional, luego republicana gracias al desembarco en San Carlos de los anarquistas de Barcelona capitáneados por Bayo y finalmente de nuevo nacional. Por cierto se hablaba aquí el otro día del conde Rossi que fue uno de los que dejó su huella roja y leyenda negra en esta última Ibiza. Hausmann, por su condición de extranjero, fue obligado en septiembre del 36 a abandonar la isla. Lo hizo en un buque de guerra alemán.El precio del libro son 20 euros.Otra joya. la biografía de Solana de Sánchez Camargo. No es la primera edición de 1945 sino una más tardía de Taurus. En cualquier caso una delicia de libro. El precio un poco pasado de rosca: 50 euros.—-Ledesma Ramos, Drieu la Rochelle… No se si serían grandes hombres y tampoco lo que cada uno entendemos por esto. De lo que no tengo dudas es que no eran vulgares y que merecen una atención que la “Historia oficial” parece empeñarse en negarles. El primero era un revolucionario, un vanguardista. El sueño de revolución nacional, el aliento obrerista y antiburgués de aquella Falange, los acercaba a la CNT, de la que copiaron no solo la bandera sino el gusto por el heroísmo, el gesto viril y la mística del martirio, tan presente siempre en la metafísica anarquista. Revolución nacional que los unía y separaba del seguidismo internacionalista made in Moscu de los comunistas. Sobre el pistolerismo falangista lo mejor que ha pasado por mis manos fue un libro negro de la propia Falange, publicado nada más terminar la guerra y censurado por Franco de inmediato. Lo más curioso es que el libro procedía de la biblioteca del Centro Español de Moscu.Ya no lo tengo, se lo regalé al marqués, pero recuerdo que hablaba de los hombres del angulo de plata, el distintivo que señalaba a los hombres de acción que ejecutaban lo que ellos llamaban “las represalias” y de su acción más afamada, el asesinato de una joven comunista en la calle Eloy Gonzalo a la que acusaban de participar en un atentado contra ellos. Siempre se dijo entre ellos que la que disparó fue Pilar Primo de Rivera. De mujer a mujer, como caballeros. En un ejemplar de la revista Fotos de los primeros 40, un Gimenez Arnau, no recuerdo cual de ellos, escribió un largo relato titulado, <>Represalia<> Una exaltación de aquellos hombres justicieros que alardeaban de vengar las peores afrentas y hacer justicia a los camaradas muertos. En algún lado debo tenerlo. si lo encuentro y le interesa se lo enviaré.Es éste asunto del pistolerismo falangista un tema muy poco estudiado y que no parece despertar por desgracia mucho entusiasmo entre nuestros historiadores. Es una lástima.La mayor prueba de heroísmo juvenil que dio la falange madrileña, otra historia por contar, fue su incorporación a la defensa imposible del cuartel de la Montaña en Madrid. Allí murieron muchos de aquellos hombres del angulo de plata, jefes de centuria o de escuadra cuyos nombres todavía podemos desvelar gracias a la <>Historia de la Cruzada<> de Arrarás. De como luego, allí donde triunfó el alzamiento militar estos hombres resueltos derivaron en policía y cargaron con el trabajo sucio de retaguardia es otra historia. Pero se parece tanto y en tantas cosas a la de los anarcosindicalistas…

  23. el rufián melancólico

    Reinhard tomo nota del libro de Dragó. Todas las opiniones que me han llegado de él son excelentes. Lo compraré y lo leeré. Disculpas por no saludarle FHS y celebrar su aparición en esta bendita biblioteca. Sobre la compra de <>Contraataque<> suscribo lo que le dice Bremaneur. Sender es el gran retratista del anarquismo madrileño. Lo borda en sus <>7 Domingos Rojos<> y en <>O.P (Orden Público)<> Dos espléndidas novelas que nunca me canso de recomendar.

  24. FHS

    Gracias por la bienvenida, Rufián. Estaba pensando que los personajes de esta trama se entrelazan como racimos de cerezas: En la entrada del blog, Guzmán se contrapone a Sender; Sender, trasmutado de anarquista – él, que describió como nadie en Siete Domingos Rojos el ambiente de los años de plomo sindicales – en comunista, se convierte en los primeros compases de la guerra en comisario de Lister. Discuten tras la batalla de Seseña, en pleno repliegue republicano de Toledo a Madrid: una incorrecta lectura de la escala del mapa, y los flamantes carros T-26 rusos están a punto de caer, en su primera acción, en manos facciosas… La incredulidad de las tropas moras y legionarias que ocupan la localidad, confundiendo los blindados rusos con italianos, incapaces de pensar que la República posea más fuerzas que las desorganizadas milicias a las que vienen dando caza desde Talavera, salva momentáneamente la situación en medio de una tormenta de fuego a cañón casi tocante que siembra de cadáveres rifeños y del tercio la plaza del pueblo. Sender deja a Lister y comienza su desapego del comunismo y de la guerra civil. El comunista gallego lo asaeteará en sus memorias –Nuestra guerra-, y el aragonés le corresponderá, identificándolo como el mando militar incapaz de leer un mapa que, con el nombre de Verín, coprotagoniza Los cinco libros de Ariadna. En la novela, Verín (Lister) emplea el mapa topográfico como mantel, y planea movimientos lineales de tropas sin tener en cuenta las curvas de nivel. La anécdota, sin embargo, es apócrifa: el verdadero protagonista de ella en la realidad fue El Campesino, según afirma Tagüeña en su autobiografía –Testimonio de dos guerras-, que lo comprobó tal cual cuando le pidió a Valentín que situase la posición de su división durante las operaciones del Ebro…

  25. Reinhard

    Rufián:El libro de Dragó es un “canto” a la España cainita: un paralelismo entre muertes injustas; la de su padre, asesinado por un nacional, y la de José Antonio, asesinado tras una farsa de juicio. Todo ello, en una especie de flash back constante, le lleva a reflexionar sobre la España actual con un diagnóstico muy pesimista.

  26. el rufián melancólico

    No recordaba el detalle de los tanques rusos en Seseña, FHS. Es excelente. Lo que quedó de Sender en la mitología de los comunistas de posguerra fue su leyenda de cobarde. Se la cocinaron a medida. Hace años me hice con el libro de su hijo <>Muerte en Zamora<> donde desvela las circunstancias exactas en que murió su madre, Amparo Barayona, fusilada en Zamora. El padre, Ramón J. Sender le ocultó al hijo hasta la muerte las razones y circunstancias que la llevaron a final tan trágico. La lectura de este libro me dió una imagen de Sender que desconocía. Carlos Saura trabajó en un guión sobre este tema que nunca llegó a buen fin. Se llamaba <> Esa Luz<>.

  27. el rufián melancólico

    Reinhard. Tengo entendido que Sanchez Dragó creció pensando que a su padre lo habían matado los “rojos” y que descubrió a los ventitantos que había sido lo contrario. ¿Es cierto?

  28. Reinhard

    En efecto. Eso viene a ser el inicio del libro. Lo detienen en el 56, junto a otros jóvenes que luego serían famosos, y ahí descubre la verdad. El “supercomisario” Conesa, entonces muy joven, le echa en cara que un chaval de buena familia como él esté con los rojos tocando las narices al Régimen y le dice que es por rencor. ¿ Rencor?, se pregunta Dragó. Y ahí es cuando el policía le dice, mutatis mutandi: Sí, rencor, nosotros matamos a tu padre.Muchos años después, averiguaría toda la verdad. Pero eso está en el libro…….

  29. el rufián melancólico

    Joder… la realidad siempre supera a la mejor ficción. La muerte de Jose Antonio la impuso en el Consejo de ministros el anarquista Juan García Oliver, que días antes, el 4 de noviembre había sido nombrado ministro de Justicia. Otra anecdota: Mirando papeles en el Archivo de Amsterdam IESS que custodian el archivo CNT de los días de la guerra encontré una propuesta de CNT al gobierno de la República para que su afiliado Quintero, se adjuntaba un dossier de sus grandes aportaciones a la causa, fuera designado jefe de una importante comisaría madrileña.Quintero fue jefe de la brigada Política Social de Madrid hasta entrados los años 70 y hombre de confianza de Conesa.

  30. Bremaneur

    Tengo que hacerme con los libros de Sender que dice el Rufián. <>Siete domingos rojos<> ha sido reeditado recientemente. Si no me equivoco, <>Las tres sorores<> es el germen de Siete domingos, no?FHS, lo que cuenta de Líster, Sender y El Campesino es pavoroso. Muy espanhol.Recordemos que Castro Delgado habla muy bien de Sender en sus memorias. Intentaré traer los párrafos donde habla de él.Rufián, eso de La Tierra me ha dejado también con cara de pánfilo. Debo de estar en las últimas, porque no recuerdo si llegué a conseguir copia de los artículos de Torrente en ese periódico.

  31. FHS

    Rufián, lo que señala del Quintero reconvertido no fue caso aislado: recuerdo haber oído a mi padre que en los años del tardofranquismo, y en el fragor de las luchas sindicales, el presidente del Vertical del Metal, Bañales, buscaba congraciarse con los huelguistas exhibiendo su viejo carnet confederal de los años de la guerra. Y sabido es que el supercomisario Conesa, don Roberto, fue en la misma época militante de la JSU con afanes trepadores –como atestiguaron quienes le conocieron como asiduo de la sede provincial en la calle Lista-; conocimientos que empleó después para desarbolar los restos clandestinos de la organización en el Madrid de postguerra. No llegan estos casos, de todas formas, al nivel de interés personal que suscitan personajes mucho más interesantes de los que, repasando el histórico de esta biblioteca, veo que han hablado ya ustedes, como Pérez Solís, capitán de artillería, homosexual, socialista antibolchevique priemero, y tercerista después; hombre de confianza de Prieto, que lo sacó de Valladolid y lo llevó a Vizcaya, donde pasando el tiempo su guardia de mozalbetes tentaría el atentado personal contra don Inda; hombre de acción con base en la bilbaína taberna de Facundo Perezagua, converso al catolicismo en prisión por los sermones del padre Gafo; delegado del gobierno de Primo de Rivera en CAMPSA para aprovechar los contactos que había establecido con el gobierno soviético siendo líder virtual del PCE clandestino; camisa vieja de Falange y defensor, junto a Aranda, del Oviedo sitiado por los mineros de las cuencas de Sama y Langreo entre los que él había instilado años antes la fe en el Octubre ruso; asistente a la entrada en Barcelona de Yagüe e intercesor por la vida de muchos de sus excamaradas incursos en la Ley de Responsabilidades Políticas; designado por Franco gobernador civil del Valladolid del que había salido, en los años 10, deshonrado por una corte castrense…

  32. Bremaneur

    Si a uno le diera por escribir una novela con un protagonista basado en Pérez Solís, los críticos que de este mundo son y serán, la tirarían a la basura por inverosímil. Todos apuntarían, además, la desvergüenza de un autor que hace llamarse Perezagua a un tabernero.

  33. Pingback: Milicianos « La biblioteca fantasma

  34. Andres I. Socías

    Deseo conocer datos acerca del
    pintor anarquista SIM (Jose Luis
    Rey Vila)1936.

Los comentarios están cerrados.